SERVIRÁN DE COMIDA A LOS ANIMALES SALVAJES que allí se cuidan

Los gansos del parque de Badajoz irán a Sierra de Fuentes muertos

El ayuntamiento tendrá que ser el que se encargue de sacrificarlos. La Junta está asesorando y ofrece su colaboración para el traslado

Gansos, en el parque de la margen derecha del Guadiana.
LA CRÓNICA

A. M. ROMASANTA lcb@elperiodico.com BADAJOZ

La Junta de Extremadura está dispuesta a recepcionar en su centro de Sierra de Fuentes (Cáceres) a «parte» de la población de gansos del parque de la margen derecha del Guadiana en Badajoz, pero no para cuidarlos ni darles cobijo, sino que estas aves tendrán que llegar muertas a estas instalaciones para servir de comida a los animales salvajes que allí se cuidan. Será el Ayuntamiento de Badajoz el que se tendrá que encargar de sacrificar a las ánades. Así lo ha confirmado a este diario la Consejería de Medio Ambiente, tal como se expuso en la reunión que mantuvieron el martes ambas partes para intentar buscar una solución a la superpoblación de gansos en este tramo urbano del río, que ya puede superar los 400 ejemplares.

El Centro Los Hornos de Recuperación de la Fauna y Educación Ambiental que tiene la Dirección General de Medio Ambiente en Sierra de Fuentes dispone de instalaciones para curar y recuperar lesiones de animales salvajes y amenazados, no domésticos como las ocas de Badajoz, según defienden en la consejería. Por eso, lo que se ha ofrecido al ayuntamiento es que sirvan de alimento para las especies carroñeras que se cuidan en este centro. En la Junta quieren destacar que existe «plena colaboración» con el ayuntamiento y se «están buscando» fórmulas para el traslado, con todos los trámites que el movimiento de animales conlleva, por los problemas sanitarios y de seguridad.

En esta sintonía, desde Medio Ambiente se está asesorando al gobierno municipal sobre los medios existentes para el sacrificio de estas aves. «Todo el proceso está aún en trámites, es el ayuntamiento el que debe encargarse de todo, con nuestra colaboración», insiste la consejería. Eso sí, lo que está claro es que a Sierra de Fuentes no se van a llevar vivos y tampoco serán todos. Si van allí es como alimento.

Además del traslado de parte de los gansos, se están estudiando otras medidas para controlar su población excesiva en un espacio declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), además de las molestias que generan entre los usuarios del parque.

Outbrain