Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

disidencias

Mil

Juan Manuel Cardoso Juan Manuel Cardoso
31/07/2018

 

Con agosto ya encima, vacaciones, más tiempo libre, más deseos de trascender, de llegar más lejos, aunque estemos sentados en el sofá del salón, en una silla en el patio o bajo una sombrilla en la playa. Hay algo más que pintar la casa, organizar los armarios o arreglar el jardín, pero poco con tanto premio como leer un libro. Un libro que no se nos resista, que nos atrape, que nos pellizque el alma y permita que soñemos despiertos o juguemos en mundos paralelos. Recomiendo algunas de mis lecturas recientes porque sé que servirán a su propósito: entretener, reflexionar, revolucionar. Ya escribí en su momento de una novela brutal, hermosa, porque habla de nosotros sin saberlo. Se trata de Ordesa, de Manuel Vilas. Igual es demasiado intensa y prefieres algo más ligero: Lejos del corazón, de Lorenzo Silva, con el microcosmos del Estrecho de Gibraltar. Cuando alguien escribe su primera novela y deja a medio mundo boquiabierto, algo tiene. La mujer en la ventana, de A. J. Finn es una novela de intriga muy en la línea de la indiscreta ventana hitchconiana, algo extensa pero de fácil lectura y trama retorcida. Un clásico que nunca decepciona es Stephen King que, ahora con su hijo Owen, nos brinda Bellas durmientes, una fábula sobre lo que sucedería en un mundo sin mujeres. El apocalipsis está servido. Me han gustado: El bosque sabe tu nombre, de la bilbaína Alaitz Leceaga, poderosa; La isla del fin del mundo, de Selena Millares, un viaje épico; El nix, de Nathan Hill, cuando la vida descarrila; La mujer del pelo rojo, del Nobel Orhan Pamuk, deslumbrante; El día en que los leones comerán ensalada verde, algo de terapia contra las personas tóxicas; y Las posesiones, de la mallorquina Llucia Ramis, una joya. He dejado para el final a mi admirado José Luis Garci, uno de los grandes del cine español. Y de la literatura. Luis Alberto de Cuenca ha editado un monumental E-motion Pictures, sobre las películas del genial director y Reino de Cordelia, Insert Coin, relatos de un Garci enciclopédico, hipnótico y siempre sorprendente. Puro cine, vida y literatura. George R. R. Martin, el autor de los libros donde se basa Juego de tronos, ha dicho que «un lector vive mil vidas antes de morir. Aquel que nunca lee vive solo una». El verano es un buen momento para empezar la cuenta.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.