Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

en positivo

AVE también

 

Extremadura es diversa. Y en necesidades de transportes también. Pocas decisiones condicionan más la vida que el lugar donde uno reside, y si está mal comunicado mucho más. Por eso los lugares bien comunicados y accesibles permiten que viva gente más diversa, y aquellos mal comunicados terminan haciendo una selección de sus residentes con necesidades y modelos vitales similares. La accesibilidad y la diversidad de un lugar suele estar íntimamente relacionados con el desarrollo y la calidad de vida.

Extremadura tiene una oportunidad en el momento actual de dar un salto histórico transformando su tradicional aislamiento, incomunicación y posición periférica, que tanto nos ha perjudicado, en una posición accesible y central entre Madrid y Lisboa con el Corredor Sudoeste Ibérico de Alta Velocidad. Puede ser un proceso que podría estar concluido en seis años. Y eso podría realizarse con progresivas mejoras cada año del servicio de tren. De esta manera en seis años podríamos estar plenamente integrados en la moderna red ibérica de Alta Velocidad en igualdad de condiciones del resto de españoles, y ser la región accesible y espacio de conexión de dos grandes núcleos de población europeos.

Viendo que ahora puede estar cerca el cambio, empiezan a surgir voces que intentan impedirlo. Igual que surgieron con fuerza en los casos de la Refinería o el complejo de Valdecañas o de tantos otros proyectos que permiten dar un salto a una zona, ahora intentan evitar que Extremadura se conecte a la red ibérica de Alta Velocidad, y nos dicen que con un Tren Digno ya tenemos suficiente pues un Ave despoblará la región y es solo para ricos. En estos momentos tenemos que exigir un tren digno de manera inmediata. Pero Extremadura no puede renuncia a disponer de una infraestructura de Alta Velocidad equiparable a la del resto del país. Es la única que garantiza que sobre ella circulen múltiples servicios que se adaptan a las distintas necesidades. Sobre ella circulan AVE, pero también Largas y Medias Distancias, Regionales, Cercanías, Turísticos y Mercancías. Todos son muy necesarios, pero el AVE también, y es el único que nos pude garantizar que el resto sigan existiendo.