Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

12.000 euros de COMPENSACIÓN

Condena al SES por contratar a un cirujano sin título homologado

El enfermo murió pero no hubo errores en el diagnóstico ni en el tratamiento . Debe indemnizar a su pareja por no informar al paciente de esta circunstancia

 

El 8 de agosto de 2011 falleció en el hospital Infanta Cristina de Badajoz J. L. R. P, de 56 años, donde había sido derivado desde el hospital de Zafra, al que acució cinco días antes por obstrucción intestinal, donde fue intervenido en dos ocasiones por J. F. T. H., que carecía de la titulación requerida para ejercer como cirujano en España (sí la tenía en Argentina, pero suspendió la prueba para la homologación). Ahora, el juzgado de lo contencioso administrativo número 2 de Mérida acaba de estimar parcialmente el recurso planteado por la pareja del fallecido, que será indemnizado solidariamente por el Servicio Extremeño de Salud y Mapfre Industrial, en 12.000 euros.

La cuantía es muy inferior a los 136.000 euros que solicitaba el recurrente (que acudió a la vía judicial porque el SES no atendió la reclamación administrativa), pues además de presentar la reclamación porque a su marido lo operó un médico que carecía de titulación requerida para ejercer como cirujano en España, en segundo lugar planteaba un error de diagnóstico. Sin embargo, según recoge claramente el fallo judicial, «no ha quedado probada una mala praxis en cuanto al tratamiento dispensado al paciente y cuidados ofrecidos al mismo», sino que «lo mal hecho por la Administración es, en primer lugar, tener trabajando como cirujano a alguien que aun pudiendo estar muy capacitado para esa labor, lo cierto y verdad es que no tenía el título necesario para desempeñar tal función y, en segundo lugar, no haber puesto tal circunstancia en conocimiento del paciente para que hubiera decidido libremente someterse o no al tratamiento pautado».

La sentencia hace especialmente hincapié en el consentimiento informado, en el apartado de fundamentos de derecho. Aduce que «la falta de información al pacente, por sí sola, supone ya una mala praxis médica» y, en este caso, se refiere al desconocimiento por parte del paciente y de su famiia de que la persona que intervino al enfermo carecía de titulación necesaria, como acreditó el informe emitido por el director general de Política Universitaria en fecha 6 de junio del 2012. Hasta el jefe de cirugía del hospital de Llerena reconoció ante el juzgado de instrucción de Zafra que en la época en que ocurrieron los hechos «ningún médico con titulación homologada quería trabajar en el hospital de Llerena y se tuvo que contratar a J. F. T. H. y otros tres cirujanos más sin título de cirugía homologado, siendo el hospital consciente de la falta de homologación». Ante esta declaración, la jueza se queda «sin palabras para describir la desidia y permisividad de la Administración que ha permitido que un médico o, mejor dijo, varios médicos hayan estado trabajando como cirujanos sin las correspondientes habilitaciones desde el punto de vista académico».

La sentencia no es firme.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.