Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

se invertirán 100.000 euros con cargo al remanente

La obra del parque canino de Badajoz se licitará en octubre y estará listo a final de año

Ávila y Timón anuncian «grandes mejoras» para las instalaciones de la perrera municipal. Ocupará 7.000 metros cuadrados en el paseo del río y tendrá zona de entrenamiento de mil metros

 

La obra del parque canino, que finalmente ocupará 7.000 metros cuadrados en el paseo de la margen derecha del río, se licitará en octubre y deberá estar terminada antes del 31 de diciembre, pues se ejecutará con 100.000 euros con cargo al remanente. La portavoz de Ciudadanos, Julia Timón, compareció ayer junto al concejal de Medio Ambiente, Antonio Ávila, y representantes de la Sociedad Canina de Extremadura y el Colegio Oficial de Veterinarios para ofrecer nuevos detalles sobre este proyecto, que su grupo impulsó y que se incluye en el acuerdo entre esta formación y el PP para la aprobación de los presupuestos municipales.

Como ya adelantó este diario en agosto, después de que Cs rechazara dos terrenos propuestos por Ávila en el parque del río por considerar que no disponían de los metros suficientes para albergar este tipo de instalaciones y que el presupuesto se duplicaría, se acordó que se ubicaría en un tramo próximo al puente Real. Con 315 metros de perímetro, contará con un cerramiento hecho con material reciclado procedente del plástico doméstico, que imita a la madera, pero «mucho más duradero», y dos accesos, con una puerta doble para evitar que los perros se escapen.

El parque tendrá dos pipí-can, elementos de juego como rampas, túneles, balancines, así como una zona de 1.000 metros cuadrados para pistas de entrenamiento y un recorrido canning cross, para que los usuarios puedan practicar deporte con sus mascotas. También habrá una arboleda, fuentes adaptadas para los perros, bancos, riego automatizado, iluminación y cartelería con las normas de uso. Según aseguraron Timón y Ávila, la construcción de esta instalaciones no conllevará que se elimine ninguno de los elementos que ya hay instalados. Además, se habilitará un acceso para que el personal de limpieza pueda introducir vehículos. El concejal de Medio Ambiente apuntó que la idea es que la empresa que ahora se encarga del mantenimiento del paseo del río se ocupe también de limpiar el parque canino.

Timón destacó que este área de esparcimiento para perros -hasta ahora solo hay una pequeña zona acotada en el parque Infantil- es fruto del «trabajo» realizado en colaboración con las protectoras, la Sociedad Canina y el Colegio de Veterinarios, así como del «diálogo» entre su Cs y el equipo de gobierno que, según dijo, ha sido «sensible» a una necesidad de la ciudad, donde hay censados más de 25.000 perros. «No es un capricho ni nada esperpéntico», dijo para responder a las críticas del portavoz del grupo municipal socialista, Ricardo Cabezas, a quien afeó que ahora muestre su desacuerdo con este proyecto cuando, según dijo, en diciembre del 2016, en la Comisión de Medio Ambiente, todos los partidos lo aprobaron por unanimidad «como consta en el acta», recalcó. Entonces, no se conocía el presupuesto que se iba a destinar, pero, según la portavoz de Ciudadanos, sí se barajó como una de las posibles ubicaciones el parque del río «y no hubo oposición», al tiempo que recriminó a Cabezas que sus declaraciones responden a una «ambición frustrada», que hace que «rechace todo lo que venga de Ciudadanos, aunque esté avalado por expertos», afirmó.

El PSOE no tardó en contestar a estas declaraciones y, a través de un comunicado, negó que exista «contradicción» alguna entre lo tratado en la comisión y lo que dijo el lunes Cabezas, pues en aquella reunión se habló del parque canino «como posible propuesta», pero nunca se consideró como idea «urgente», como para ejecutarla con el remanente, o «prioritaria», pues «se anteponía la construcción de una nueva perrera». El PSOE rechazó también que en aquel momento se concretase la ubicación.

Por su parte, Lola Matas, de la Comisión de Bienestar Animal del Colegio de Veterinarios, y Alfonso Thovar, presidente de la Sociedad Canina Extremeña, valoraron la creación de estas instalaciones por ser «muy necesaria» en la ciudad. «Se debe pensar ya en otro más amplio, pero por algo se empieza», dijo Thovar, quien mostró su agradecimiento «por esta nueva vida que se va a dar a los perros».

En cuanto a la perrera municipal, Ávila y Timón confiaron en que pronto se pueda anunciar un proyecto en el que se está trabajando que, aunque no quisieron adelantar, aseguraron que supondrá «grandes mejoras» en las instalaciones. El PSOE los acusó de «imporvisar», pues ni en el presupuesto plurianual ni en el Plan de Impulso se recogen partidas para este fin.