Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

acto en el salón de plenos del ayuntamiento pacense

El pintor Juan Rodríguez Valdés recibe el título de Hijo Predilecto el 6 de abril

«Me hace feliz porque guardo muchos recuerdos de mi tierra», afirma el artista afincado en Sevilla. Ortega Cano, Fosforito y Cristina Hoyos estarán entre el centenar de amigos que lo acompañarán

A. M. ROMASANTA lcb@elperiodico.com BADAJOZ
21/03/2018

 

Ya se están enviando las invitaciones para asistir en el salón de plenos o desde una sala exterior con pantalla al acto que se celebrará en el Ayuntamiento de Badajoz el viernes 6 de abril, a las 13.00 horas, en el que el reconocido pintor afincado en Sevilla Juan Rodríguez Valdés (Badajoz, 1942) recibirá el título de Hijo Predilecto, «un honor que sentimentalmente cuadra mis aspiraciones», según sus palabras.

El afamado artista comenzó con sus primeras clases en la Escuela de Artes y Oficios de Badajoz y con 15 años participó en el II Concurso Nacional de Artes Plásticas en Madrid, que marcó definitivamente su inclinación creativa. En 1960 aprobó el examen de ingreso en la Escuela Superior de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla y ese mismo año obtuvo la beca para estudios artísticos de la Diputación pacense. A partir de ahí, sus principales logros se sucedieron en Sevilla, donde se estableció y alcanzó la fama como retratista, dibujante y autor de carteles. Cuenta Alberto González, cronista oficial de Badajoz y amigo del pintor, que es el único que ha retratado en cuatro ocasiones a los Reyes Eméritos posando en directo.

Hace unos meses, de mayo a julio del año pasado, el Museo Provincial de Bellas Artes de Badajoz (Muba) le dedicó una exposición antológica, la primera que protagonizaba en su ciudad natal. Valdés estuvo para inaugurarla y llenó la sala con sus amigos. Entonces se fraguó la propuesta que el equipo de gobierno trasladó al pleno del ayuntamiento el 16 de junio para nombrarle Hijo Predilecto, que no contó con apoyo unánime, pues el PSOE y Podemos se abstuvieron por no haberse consensuado previamente.

CIEN INVITADOS / Valdés estará bien acompañado el día 6, no solo por sus paisanos, sino por un centenar de amigos procedentes de Sevilla (de donde saldrá un autobús) y otros puntos de España, como Málaga y Madrid. Entre los invitados está el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, que era alcalde de Sevilla cuando Valdés donó al ayuntamiento hispalense un retrato de Felipe VI. No podrá acudir porque tiene Consejo de Ministros. Sí estarán el torero Ortega Cano, el cantaor Fosforito, el expresidente de la Junta de Andalucía José Rodríguez de la Borbolla, la folclórica María José Santiago, la bailaora Cristina Hoyos y otros artistas, además de periodistas y fotógrafos de Sevilla, en calidad «de amigos». «La amistad es una de las cosas fundamentales en mi vida, por mi necesidad de cariño», defiende.

El pintor habló ayer con este diario desde su taller, donde está trabajando en un retrato que formará parte de una exposición en octubre en la sala de Cajasol en Sevilla. «Los artistas no nos jubilamos nunca», sentenció y así será mientras sus condiciones físicas se lo permitan. Se define a sí mismo como «una persona sencilla, aunque no humilde, porque la humildad se presta a que te pisen y si lo hacen rebrinco, yo soy normal, sin abalorios ningunos». Lo saben los muchos amigos que conserva en Badajoz. En su conversación saca a relucir a menudo su triste infancia, al quedarse pronto sin padres (a los 5 y a los 8 años). Fueron sus abuelos los que lo cuidaron. «Mi abuela supo encuadernarme el corazón en el sentimiento y el otro en la educación, la cultura y los principios fundamentales», dice de ellos. Su abuelo, «que era el don de mi vida», falleció cuando empezó a estudiar en Sevilla con 17 años. En la capital andaluza tuvo que abrirse camino él sólo. Fue en esta ciudad donde se casó y formó su familia. Para Valdés, el reconocimiento que ahora le brinda Badajoz es un «honor grandísimo». «Me hace feliz que en mi tierra se acuerden de mí», subraya, pues aunque a lo largo de su trayectoria ha recibido muchas placas y medallas desde distintas instancias, éste procede de su lugar de origen. «Yo no he olvidado jamás en mi vida, ni tengo por qué hacerlo, mi lugar de nacimiento», afirma, pues además conserva muchos amigos de los que tuvo en la infancia que siguen siéndolo. Nunca ha dejado de viajar a Badajoz, donde tiene aún primos y mantiene otros lazos muy cercanos.

NOMBRAMIENTOS ANTERIORES /El último Hijo Predilecto que el pleno del ayuntamiento pacense nombró fue Enrique Sánchez de León, exministro de Sanidad, el 7 julio del 2016.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.