Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

NUEVO ENFRENTAMIENTO ENTRE FAMILIAS.

Tres heridos, dos de ellos por arma de fuego, en los Colorines

Uno con 3 tiros y un pulmón perforado, su padre una pierna rota, y otro presenta cortes.El jefe de la Policía dice que es un ajuste de cuenta. Los vecinos tienen miedo.

M. A. P. F. L. M. A. P. F. L. 22/02/2011

Tres heridos, dos de ellos de bala, es el resultado de la reyerta del pasado domingo en Colorines. "Un ajuste de cuentas" pudo ser el origen del enfrentamiento entre miembros de dos familias enfrentadas en dicho barrio, según dijo el jefe superior de Policía, Angel Galán, en Almendralejo.

De los tres heridos, dos son de una misma familia, padre e hijo, que resultaron heridos por arma de fuego y fueron ingresados en el Hospital Infanta Cristina. El tercero, miembro de otra con la que, según los vecinos, la primera mantiene una disputa con orden de alejamiento entre ambas por la ley gitana, resultó con varios cortes por arma blanca y fue tratado en el Perpetuo Socorro.

Entre los heridos por arma de fuego, el más grave es el hijo, que recibió un disparo de bala en el cuello y otro en el tórax, que le perforó el pulmón. La tarde de ayer permanecía ingresado en la UCI del Infanta. Asimismo, el padre recibió un disparo en una pierna, que le provocó una fractura; tras una intervención quirúrgica fue trasladado a planta en traumatología.

Galán explicó que la policía "estudia lo ocurrido" y que su "impresión" es que dos familias han tenido problemas entre ellas, pero que "hay que estudiar bien lo ocurrido" y obtener las suficientes "pruebas" para proceder a la detención de los autores y llevar el caso al juzgado.

Sí confirmó el jefe de la policía que las balas utilizadas eran del calibre 6.35 y que ninguno de los tres heridos ha querido declarar porque "prefieren mantener la ley del silencio" y solucionar "los problemas entre ellos sin que se involucre a nadie", así como que los heridos ya han manifestado su negativa a declarar para aclarar los hechos.

NI ARMAS, NI DETENIDOS Fuentes consultadas ayer por este diario indicaron que la policía no intervino armas y que tampoco había detenidos, si bien habrá que esperar a que puedan declarar los heridos.

Por otro lado, vecinos con los que habló este diario, que prefirieron no identificarse por temor a represalias, indicaron que "es conocido que se trata de dos familias poderosas en el barrio"; que "un miembro de una se saltó la ley por la que se rigen que les mantiene en zonas separadas, y ello se originó el enfrentamiento a balazos". El problema, según esta versión, es que hay "muchos vecinos que viven atemorizados porque nadie le quiere poner el cascabel al gato y esto es una ciudad sin ley".

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail:

Las noticias más...