Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Pregonero del Carnaval de Badajoz

Carlos Latre: «Durante el pregón imitaré a algún personaje de la actualidad extremeña»

Juan José Ventura Juan José Ventura
08/02/2018

 

Pocos pregones de carnaval han despertado tanto interés como el que pronunciará mañana el humorista Carlos Latre a las 20.30 horas en el palacio municipal. Con él en el balcón del ayuntamiento estarán sus personajes más locos, lo que asegura un prologo carnavalero verdaderamente divertido. Carlos Latre difunde con orgullo las excelencias de nuestro carnaval allí donde va.

-¿Conoce los Carnavales de Badajoz?

-Había oído hablar mucho de ellos por amigos extremeños que siempre me habían dicho que no había que perdérselos, que son uno de los mejores de España y espectaculares. Ahora tengo la oportunidad de vivirlos en directo.

-¿Qué sintió cuando le propusieron ser pregonero?

-Siempre que me proponen algo relacionado con el carnaval me pongo muy contengo, porque es mi fiesta favorita, la que de pequeño yo más he vivido. Gracias a ella me podía disfrazar y dar rienda suelta a mis personajes y me hace ilusión todo lo relacionado con él. Además, Extremadura es una tierra a la que quiero mucho y siento que en ella me estiman cuando he estado actuando o de visita. Me hace ilusión formar parte de vuestra fiesta carnavalera.

-¿Cómo va a ir disfrazado para dar el pregón?

-Llevo dentro muchos personajes y voy a ir disfrazado de algo que caracteriza a todos los que voy a imitar.

-¿Cuántos personajes va a imitar?

-Muchísimos. No puedo dejar soltar todos los personajes que interiorizo; desde cantantes, cocineros, futbolistas… e incluso puede que me atreva con un personaje de la actualidad extremeña.

-En el Hormiguero tuvo un inciso para hablar del Carnaval de Badajoz. ¿Por qué tuvo ese detalle con la ciudad? ¿Fue algo espontáneo?

-Pues porque realmente me hace ilusión ser el pregonero de este año. En un programa de tanta difusión y en un año que queremos que el Carnaval de Badajoz sea de Interés Turístico Internacional, pensé que el Hormiguero era una plataforma maravillosa para difundir sus excelencias. Tengo una buena amistad con Pablo Motos y él se lanzó también a enviar un saludo a los carnavaleros. Era un espacio perfecto para hablar del Carnaval de Badajoz y darlo a conocer como merece.

-¿Va a ‘perderse’ por el carnaval pacense el viernes para conocerlo de primera mano?

-Sí, lo voy a intentar. Aunque sea un ratito quiero sentir en directo el ambiente de los carnavales de Badajoz. Ya estoy palpando a través de las redes sociales cómo van las murgas.

-¿Cómo saber que un gag que ha creado uno mismo va a ser cómico para los espectadores?

-Siempre hay un punto de inconsciencia y no sabes cómo va a funcionar realmente un gag. Lo que sí sabes es cómo lo van a recibir. Por mi experiencia en espectáculos en directo, donde siempre intento dar pinceladas de temas locales, las imitaciones son muy bien recibidas. Lo importante es ser cariñoso, agradable, no ser zafio, y que el público entienda que simplemente haces un espectáculo y te vas, sino que intentas imbuirte de todo lo que rodea cada una de las ciudades. Hay que hacer las cosas con respeto y, sobre todo, con humor.

-Actualmente es uno de los pesos pesados de ‘Tu cara me suena’, un programa de imitaciones musicales. ¿Qué se siente al juzgar el trabajo de otros? ¿Hay una mayor responsabilidad?

-Al principio me costaba muchísimo, pensaba que no estaba capacitado para juzgar si alguien imita bien o mal. Tinet Rubira, el director del programa me dijo que si había alguien que tiene capacidad para hablar de imitaciones eres tú, que llevas ya más de diez años en la televisión. Ahora me siento muy a gusto, porque desde el respeto y la verdad se puede llegar a todos lados sin que nadie se sienta ofendido.

-Recuerdo que cuando ha actuado en la región ha imitado a personajes de la política local ¿Todo el mundo es imitable?

-Si no imitable, sí parodiable. Todo el mundo tiene una forma de hablar, una forma de entonar, caminar, de mover un ojo o las manos, a la que nos podemos agarrar. Es importante que cuando vayas a un lugar a actuar sientan que te has interesado por ellos y por eso la actualidad política cercana tiene que estar presente.

-¿Cuánto tiempo pasa ante el espejo hasta que clava la imitación?

-Depende. Hay voces instantáneas, que estás en la ducha y descubres que ya tienes el personaje. Otros, en cambio, tienes que practicarlos meses con la garganta, que es un músculo que tienes que ejercitar. Yo soy un estudioso de eso e intento marcarme retos vocales.

-¿Qué límites se marca cuando imita a un personaje?

-Mi forma de hacer siempre ha sido muy blanca. No es necesario ofender a nadie para hacer reír a los demás. La realidad es tan rica que no hace falta exagerar lo que el propio personaje ya te da. Por mucho que quiera no voy a ser más Rafael que el propio Rafael, por ejemplo. Tienes que plasmar a través de tu visión propia lo que los personajes te ofrecen.

-¿En qué va a consistir su próximo espectáculo?

-De cara a la próxima temporada estoy preparando un espectáculo multidisciplinar con personajes, baile, canto, elementos de imitación, pero esta vez con un ‘puntito personal’. Quiero hacer saber al público qué es lo que pasa por mi cabeza y cómo es el proceso de preparar un show. Este espectáculo nos llevará por toda España y, por supuesto, por Extremadura incluida.

-Usted empezó desde lo más bajo y ahora es un personaje conocido. ¿Qué aconsejaría a un humorista que empieza?

-Intento tener mucho contacto con los jóvenes y he sentido lo que sienten ellos ahora mismo. Les aconsejo siempre trabajo, disciplina y horas de ensayo, ilusión, pasión e intentar ser diferente. Una vez la gran Martirio me dijo una frase que me gusta mucho: hay que intentar ir por caminos donde no haya pisadas.