Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Eau Rouge

Alonso vuelve a la primera fila

El equipo del asturiano arrancará segundo en las Seis Horas de Spa tras una accidentada clasificación

EL PERIÓDICO
04/05/2018

 

Eau Rouge es una de las curvas más míticas del automovilismo. Es un reto en la fórmula 1 y en cualquier disciplina. La larguísima recta en subida del Radillon y Kemel que le sigue obliga a buscar la máxima velocidad de peso en ese baja y sube de izquierda a derecha que compone el icónico viraje del Circuito de Spa. Pietro Fittipaldi lo intentó y acabó con sus piernas fracturadas en el hospital. El accidente del nieto del campeonísimo brasileño de largas patillas chafó el intento de 'pole' de Fernando Alonso después de haber marcado el segundo tiempo del día en su primera vuelta. Da igual. Esto es el WEC, el Mundial de Resistencia. Importa poco dónde sales ante una carrera de Seis Horas como esta. Pero sí, Alonso ha vuelto a la primera línea de una parrilla.

"Era solo la primera vuelta y podía haber sacado algo más de tiempo en la curva ocho y nueve, pero estoy contento. Los Toyota copan la primera línea y queremos seguir ahí, después de seis largas horas", explicó el asturiano tras ver cómo el accidente de Fittipaldi le dejaba con ganas de haber mejorado su rendimiento en la bajada de Puhon. También sabe que ha ejercido un efecto llamada sobre el campeonato, como hizo hace un año en las 500 Millas de Indianápolis. No se conocía un seguimiento de las Seis Horas de Spa como el de este año y, sobre todo, dentro de dos semanas en las 24 Horas de Le Mans. El Automobile Club del Ouest se está viendo desbordado por la solicitud de acreditaciones para la mítica carrera francesa. Y como sucedió también en Indianápolis, el resto de pilotos, los habituales de la resistencia, experimentan una motivación especial. "Hay algo extra en compartir equipo con un campeón como Alonso", explica Kakuki Nakajima, uno de sus compañeros junto a Sebastian Buemi, ambos expilotos de F-1.

Toyota, muy superior

 
Y también es una motivación extra para Alonso que se ha pasado buena parte de las dos últimas noches leyendo los apuntes sobre el coche y el reglamento que Toyota le ha dejado en el Hotel de las Sources.  "Es verdad, la diversión aumenta cuando eres competitivo. Saldremos desde la primera línea de parrilla y hace mucho tiempo que no lo hago", añadió.

Tras el marcha de Porsche el año pasado y la de Audi el anterior, Toyota se ha quedado como único gran fabricante para disputar la victoria en la categoría reina, LMP1. Como se vio en los entrenamientos libres, los dos coches de Toyota son al menos dos segundos más rápidos por vuelta que ningún otro coche, así que de aquí la final, se verá la lucha entre los dos coches para las 'poles' del resto de las pruebas. Esta vez, fue el coche número 7 de Mike Conway, Jose María López y Kamui Kobayashi quien se llevó el primer punto, por la 'pole', gracias al tiempo del japonés, también exF-1. Porque estas es una disciplina de equipo. Y para los bueno y para la malo, Alonso es uno más junto a Nkajima y Buemi en la lucha por su primer triunfo en el Mundial de Resistencia.

Las noticias más...