Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EL CUARTO DERBI DE LA TEMPORADA

Sánchez Flores: "La afición del Espanyol no es la que ofende, es tranquila y respetuosa"

El técnico apela al "orgullo perico" de un club "avasallado por todas partes" antes de recibir al Barça

RAÚL PANIAGUA
03/02/2018

 

El Espanyol y el Barça afrontarán este domingo el tercer derbi en 18 días, una trilogía que se inició en la Copa con el soprendente triunfo perico en Cornellà y concluirá de nuevo en el mismo escenario después de la victoria en el Camp Nou de los azulgranas que eliminó del torneo copero a los blanquiazules. 

Más allá de lo que ocurra en el césped el duelo viene marcado por la tensión entre ambas aficiones y el cruce de declaraciones y comunicados entre las entidades. Se trata de un derbi de alta tensión en el que Piqué volverá a estar en el punto de mira. El Espanyol ha pedido calma a sus aficionados y Quique Sánchez Flores ha defendido con contundencia este sábado a todos los pericos. 

"Educación altísima"
"Somos un club espectacular con niveles de educación altísimos. Siempre respetuosos, igual que nuestros aficionados. A veces se sienten casi pisados, tenemos el orgullo perico que nos mantiene vivos", ha asegurado el técnico, que ha ido más allá: "Ser del Espanyol no es fácil, estamos avasallados por todas partes y hay que superarse constantemente. Nuestra afición no es la que ofende ni de donde salen ciertas cosas. Tenemos una afición tranquila y respetuosa". 

"Representamos un sentimiento que se tiene que notar, pero también hay que controlar las energías, lograr un equilibrio con inteligencia. Debemos ser un equipo guiado por el cerebro, no por el corazón" 
Quique ha insistido en la vía emocional para motivar a sus hombres, pero también con cordura. "Representamos un sentimiento que se tiene que notar, pero también hay que controlar las energías, lograr un equilibrio con inteligencia. Debemos ser un equipo guiado por el cerebro, no por el corazón". 

Sin herencia negativa
Le toca otra vez al bloque blanquiazul aferrarse a la combatividad y el espíritu para repetir una proeza que parece casi imposible. El Espanyol es el único equipo que ha doblegado al Barça esta temporada. Ese gol de Melendo cuando agonizaba el duelo supuso el mayor éxtasis del curso para unos pericos que intentarán plantar cara de nuevo al líder de la Liga. 

"Los derbis de la Copa no nos dejaron una herencia negativa. No hubo daños ni marcas, salimos bien parados y debemos volver a competir bien. Sería un inmensa alegría repetir la victoria", agregó Quique, que volverá a apostar por un equipo recio repleto de centrocampistas. Sergio García y Baptistao no están al 100%, pero entraron en la lista. Piatti, Marc Roca y Dídac se quedaron fuera. 

La reunión con Chen
El preparador se mostró satisfecho de la reunión mantenida esta semana con Chen Yansheng y la cúpula deportiva, pero también aprovechó para insistir en la idea de proyecto estancado. "Hablando se entiende la gente. Ha sido una semana positiva, lo importante en el club es que se hable, se diga la verdad y se sea sincero. Es importante no crear falsas expectativas que puedan generar frustración. No podemos engañar a los nuestros".

El encuentro debe servir también para lograr la mayor asistencia de la Liga en el RCDE Stadium. Si el Barça tiene un problema con su público en el Camp Nou tampoco su rival está para grandes alegrías. El estadio blanquiazul acumula la peor media de asistencia de su historia (18.228 espectadores) y ha llegado el momento de pegar un subidón. No hay excusas esta vez. El rival, el día y el horario son inmejorables. 

El primer objetivo es superar los 25.529 espectadores del choque ante el Valencia del pasado 19 noviembre. Más ambicioso parece rebasar los 31.708 del año pasado, cuando el Barça se impuso por 0-3

Las noticias más...