Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ANTES DE LA DUI

Santi Vila a Junqueras: "Si no hacemos el burro, en tres meses serás 'president'"

El 'exconseller' explica en un libro las interioridades de los días claves del 'procés'. Cree que la legislatura que empieza debe ser la de la "rectificación" del independentismo y del PP

DANIEL G. SASTRE
03/03/2018

 

Santi Vila reivindica su centrismo con orgullo. El 'conseller' más moderado del Govern de Carles Puigdemont publica estos días un libro amargo y erudito en el que repasa sus intentos de mediar entre Madrid y Barcelona para evitar la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre. En 'De héroes y traidores' (Península), Vila aporta suculentas interioridades de los días claves del 'procés', critica duramente a los bandos enfrentados y se muestra partidario de encauzar la situación actual por la vía de que España se lance "a vivir un nuevo momento fundacional", en el que los catalanes voten su disposición a participar.

UN "PRELUDIO TRÁGICO" EN EL PARLAMENT

"Lo que queda para mi tormento y remordimiento como demócrata, como la página más negra de mi currículum, es haber presenciado la sesión plenaria del 7 de septiembre del 2017 en el Parlament, la que aprobó la disparatada ley de desconexión, y no haber dimitido al instante", asegura Vila. "No me queda la menor duda de que tampoco Carles Puigdemont se sintió orgulloso en aquellas horas tristes. De hecho, me consta que intentó evitarla", añade sobre la sesión que trató de dar cobertura legal al referéndum.

EL REFERÉNDUM DEL 1-O

El 'exconseller' sostiene que en esa "jornada histórica" quedó claro que "Cataluña se encuentra atrapada en un verdadero choque de legitimidades". En cualquier caso, afirma que "ni el inmovilismo ni las medidas autoritarias adoptadas para reprimir el 1 de octubre justificaban la vía unilateral".

INCOMUNICACIÓN ENTRE PUIGDEMONT Y RAJOY

Una anécdota ilustra la distancia entre los dos dirigentes políticos: "Es aclaratorio y triste constatar que Puigdemont y Rajoy se intercambiaron por primera vez los números de teléfono móvil personales a propósito de los atentados del 17 de agosto del 2017. Hasta prácticamente dos años después de una de las legislatura más complejas de la historia reciente de España, lo dos presidentes no habían resuelto cómo poder hablar directa y discretamente".

EL "DOLOROSO" DISCURSO DEL REY

Vila afirma que la alocución televisada de Felipe VI del 3 de octubre fue "insensible a la complejidad de la situación en Cataluña" y "simplemente dio cobertura a la aplicación del artículo 155 y a la consecuente suspensión del autogobierno".

REPROCHES A ERC

El libro subraya una diferencia entre la reunión del Govern del 24 de octubre y el encuentro del día siguiente en Palau, cuando Puigdemont comunicó a los soberanistas que convocaría elecciones. "En la primera, los 'consellers' de ERC (con la excepción de Oriol Junqueras, siempre cauto) dieron a conocer sus opiniones y sus dudas sobre si la mejor opción era la DUI o la convocatoria electoral. En la segunda, en cambio, estas dudas y matices desaparecieron y la voz cantante de los republicanos quedó en manos de Marta Rovira, quien, como le afeó Robert Redford a Barbra Streisand en 'Tal como éramos', es también una mujer intensa, irascible y fanatizada". Después, Vila acusa a los republicanos de "intentar capitalizar el descontento en las calles" que había provocado el anuncio de elecciones: "Como recuerdan siempre los socialistas maragallianos, de nuevo, ERC haciendo de ERC".

'CONSELLERS' MODERADOS

Vila cree que no estaba solo en el Govern en los días previos a la DUI. Subraya  "el racionalismo y la ponderación" de los 'consellers' republicanos Carles Mundó y Dolors Bassa, y el "talante sensato" de sus compañeros de filas Joaquim Forn y Meritxell Borràs. Cree que el hecho de "estar a la altura de las exigencias de sus hijos, muchos de ellos adolescentes", influyó en "la asimilación de algunas decisiones, asumidas como si de un destino trágico se tratara, si es que no se quería pasar por traidor o por cobarde".

PRESIDENTE DE FREEDONIA

"Me había pasado la mañana embalando cajas de libros y papeles en mi despacho, consciente de que las posiblidades de que mis propuestas fueran asumidas eran mínimas y de que, en consecuencia, mi dimisión sería inminente", dice sobre el encuentro del 25 de octubre. Tras llegar los 'consellers' y "los representantes de Òmnium y la ANC, Puigdemont abogó por convocar elecciones. "No me veo siendo un presidente virtual, de un país virtual, en una sociedad anímica e institucionalmente devastada", dijo según Vila el entonces 'president'. "Puigdemont se refirió al símil de Freedonia, la república soñada un día por Groucho Marx", asegura también.

EL CAMBIO DE OPINIÓN DE JUNQUERAS

Según Vila, el líder de ERC dijo después de las dos de la madrugada de ese 25 de octubre a Puigdemont: "Pues si has de hacerlo, ¡hazlo pronto, 'president', convoca elecciones ahora mismo!". Después cambió de opinión: "Ese hombre, llegada la hora grave, llegado el momento de arrimar el hombro y ayudar al 'president' a persuadir a los suyos sobre la necesidad de convocar elecciones y no proseguir el camino unilateral, pudiera fallarle de un modo tan estrepitoso".

EL PAPEL DE URKULLU

"Aquella noche", dice el 'exconseller' sobre la reunión del 25 de octubre, "poco antes de acostarme, escribí al lendakari Urkullu [...] 'Acabamos de acordar convocar elecciones autonómicas. sto debe ser correspondido con la no aplicación del 155. Mañana a primera hora van a intentar contrastar este escenario a través de ti. ¡Madrid esta vez no se puede equivocar!'", le dijo. "A las 6.07 horas del jueves 26 de octubre, un 'whatsapp' del lendakari Urkullu me confirmaba que el trabajo estaba hecho. Rajoy y Pedro Sánchez conocían las intenciones de Puigdemont y estaban decididos a formar parte de la solución",  sostiene Vila.

LA RECTIFICACIÓN DE PUIGDEMONT

"Tal y como se había acordado, Puigdemont convocó para las 13.30 horas del jueves 26 una rueda de prensa para anunciar la disolución del Parlament y la convocatoria de elecciones [...] Las presiones de su entorno más nacionalista le convencieron para convocar una última reunión con el grupo parlamentario de JxSí", relata Vila. "La respetada Irene Rigau, dirigiéndose a Puigdemont y Junqueras, había recordado que aunque no tuviéramos Estado, las circunstancias requerían de verdaderos hombres de Estado y que, en consecuencia, era preciso convocar las elecciones sin más dudas ni dilación. La exhortación explícita de Rigau a Junqueras irritó al vicepresidente, que le afeó estar faltándole al respeto", añade. Y concluye con el primer paso de la rectificación de Puigdemont: "Un presidente tenso e irascible cortó a Junqueras en seco: 'Lo que es una verdadera falta de respeto son las acusaciones de cobarde y de traidor que algunos divulgan por las calles'". 

EL PODER DE TWITTER

"El resto de asistentes, sobre todo [estaban] atentos al ruido de las redes sociales, y aún más aterrorizados ante la posiblidad de tener que regresar a sus municipios con la convocatoria electoral bajo el brazo. El anuncio de dimisión a través de Twitter de los diputados Albert Batalla y Jordi Cuminal si se convocaban elecciones, así como una intervención muy emotiva del diputado y alcalde de Molins de Rei Joan Ramon Casals, hicieron tambalear definitivamente la decisión del 'president'", narra Vila.

GARANTÍAS SOBRE EL 155

"Puigdemont no tuvo en ningún momento la certeza ni las garantías absolutas de que, aunque convocara elecciones, Rajoy no fuera a aplicar el 155", asegura el 'exconseller', que, sin embargo, parece convencido de que el Gobierno español habría cumplido finalmente con su parte del trato.

HÉROES Y TRAIDORES

"Aquel jueves 26 de octubre, el presidente Puigdemont estuvo ante el dilema de ser un héroe o un traidor para los independentistas [...] Así de simple se lo plantearon descarnada e irresponsablemente los Turull, Rull y tantos otros alcaldes y opinadores independentistas radicalizados. Puigdemont optó por lo primero, y es humano que fuera así. Mi consejo político, como es sabido, era que optara por lo segundo", afirma Vila.

LA CÁRCEL Y LA SOLEDAD DEL DISCREPANTE

Santi Vila recuerda su paso por la cárcel de Estremera, en la que sólo durmió una noche. También la hostilidad tanto de los ultras españolistas como de los nacionalistas catalanes. Subraya que el trato fue en general bueno, aunque tres agentes de policía les pusieron, a él y a Mundó, "tres veces el himno nacional desde su teléfono móvil" mientras esperaban para abandonar el furgón con destino a la prisión.

"NO AGUANTO MÁS A TODA ESTA TROPA"

Conversación entre Puigdemont y Vila cuando este le entrega su carta de dimisión. "No aguanto más a toda esta tropar", le dice el 'exconseller'. "¿Crees que yo sí?, respondió cabizbajo" el 'expresident'.

JUNQUERAS 'PRESIDENT', VILA CANDIDATO DEL PDECAT

Santi Vila expuso antes de la DUI sus intenciones a Junqueras. "Oriol, si no hacemos algo, esto será un desastre. Debes ayudar al 'president' a convocar elecciones. Si todo va como parece y Carles confirma su intención de no presentarse a la reelección, lo más probable es que yo sea elegido candidato a la presidencia por el PDECat. Si eso ocurre, tal y como han ido las cosas, parece bastante inevitable que ganéis las elecciones [...] Si ganas, te aseguro que tendrás nuestro voto favorable para la investidura. Oriol, si no hacemos el burro, ¡en tres meses serás 'president'!", le dijo.

LOS PELIGROS DEL POPULISMO

"Cuando la política se empapa de emoción y sentimiento, incluso las personas aparentemente más racionales y formadas se convierten en verdaderos ogros, tristes y peligrosas caricaturas de sí mismos", asegura. Una de las constantes del libro es su crítica tanto al populismo como a la "izquierda radical", representada sobre todo por la CUP. También dice Vila que "el fracaso de la reforma del Estatut" y "la mutación del catalanismo al independentismo" sacaron "nuevamente a la bestia" del nacionalismo español "de la caverna".

TRAS LAS ELECCIONES DLE 21-D

"La legislatura surgida de las elecciones del 21-D no debe ser la de la ratificación, sino la de la rectificación. Rectificación urgente del inmovilismo del PP, pero también de cualquier tentación unilateralista del soberanismo", asegura el 'exconseller'.

ESPAÑA, NACIÓN DE NACIONES

Vila se queja de que "el único plato indigesto para la mayoría de los españoles diestros y siniestros, en definitiva, continuaría siendo el envite de reconocer España como una gran nación de naciones".

MAS, EL PP Y EL CRECIMIENTO DEL INDEPENDENTISMO

"Justo cuando más arreciaba la recesión, el paro y el endeudamiento [...] Artur Mas se decidió a dar solvencia a un sueño hasta entonces marginal, y a contribuir a hacerlo mayoritario. Cinco años más tarde, el sueño se ha tornado para muchos ciudadanos pesadilla", asegura sobre la conversión de Mas al independentismo. En otro pasaje, afirma que el PP también "empujó al monte al soberanismo y dio alas a los sectores más radicalizados y fanáticos".

DEFENSA DE JORDI PUJOL

"Creo sinceramente que la opinión pública y publicada en Cataluña ha sido injusta y desproporcionada con Jordi Pujol y con sus errores. Su ensañamiento no se corresponde con todo lo positivo de lo que disfrutamos de su legado", dice sobre el dinero en Andorra del 'expresident'.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.