Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA LUCHA PARA CONSEGUIR QUE LOS ALUMNOS con diversidad funcional puedan seguir formándose

Un padre de Badajoz reclama en el Congreso una FP adaptada

La comisión apoya la petición: «ahora pasamos al capítulo del cuándo se hará». «Mi hija quiere ser cocinera pero ni siquiera puede lograr el título de la ESO»

Guadalupe Moral
14/09/2017

 

Ángela Fernánez tiene 15 años y acaba de empezar 4º de ESO en un instituto de Badajoz. Quiere ser cocinera pero el sistema educativo público le impide acceder a un ciclo de Formación Profesional porque ni siquiera le va a otorgar el título oficial de Secundaria por mucho que se esfuerce y supere todos los exámenes como hasta ahora. Tiene síndrome de Down, necesita adaptación curricular y no está dispuesta a renunciar a su sueño.

Desde que hace más de un año su padre, José María Fernández Chavero, le preguntó a qué le gustaría dedicarse, en su entorno emprendieron una lucha para que Ángela pueda estudiar cocina y para que el resto de alumnos con diversidad funcional puedan elegir también su propio futuro. Y esa lucha incansable llegó ayer al Congreso de los Diputados. José María Fernández no pudo acompañar ayer a Ángela en su primer día de clase porque compareció en la Comisión de Políticas Integrales de la Discapacidad.

Su petición es clara: que los estudiantes que necesitan una adaptación curricular y superen el curso puedan obtener el título de ESO, «que les sea reconocido como a cualquier otro alumno», y que con este diploma oficial bajo el brazo puedan seguir formándose dentro del sistema educativo público con una Formación Profesional adaptada. «Yo no vengo a pedir regalos, lo que quiero es justicia. Soy consciente de las dificultades, pero saben que lo que pido se puede y se debe hacer, y lo que pido es que permitan que se haga en un plazo de tiempo no muy largo. La FP adaptada es posible y me ofrezco desde mi experiencia e inquietud a participar en su diseño», reclamó ayer Fernández Chavero. Este profesor de Filosofía incidió en tres máximas: que esa FP adaptada se pueda cursar en centros ordinarios, «porque hablamos de inclusión»; que se adapten sus contenidos y la metodología, «no hablo de acortar ni regalar nada»; y que no haya límite de edad para empezar y terminar los estudios.

RESPALDO / En una alocución emotiva, Fernández rememoró el día que nacieron Ángela y su hermano gemelo Manuel. Reconoce que aquella noche cuando sospecharon del Síndrome de Down derramaron más de una lágrima y comenzaron a vivir el presente. Manuel quiere ser médico y podrá conseguirlo si estudia, pero Ángela no tendrá las mismas oportunidades por mucho que estudie.

La petición de este padre la respaldan muchos otros ciudadanos, municipios enteros, la Asamblea de Extremadura y desde ayer también tiene el apoyo de los principales partidos del Congreso. «El capítulo de los apoyos ya lo doy por cerrado, ahora empezamos con el capítulo de la temporalidad, de cómo y cuándo podrá ser una relidad», valoró Fernández tras la comisión. Los principales grupos parlamentarios señalaron que es posible cambiar la regulación para crear ya esa FP adaptada aunque desde el PP consideraron que mejor introducir esta demanda en el pacto por la educación que se está negociando en la actualidad.

Sin el título de ESO ni una FP adaptada, a Ángela solo le queda decantarse por alguna de las cuatro opciones hoy permitidas para los alumnos con diversidad funcional: solicitar plaza en un centro de educación especial, participar en alguna asociación, repetir 4º de ESO o cursar una FP básica para obtener el título de ESO que en principio ya habría cursado. Pero estas dos últimas opciones «no son apropiadas desde el punto de vista pedagógico porque no hay fracaso escolar, las dificultades lingüísticas las tratamos con el logopeda y no hay trastornos de conducta. Mi hija y sus compañeros no necesitan motivación sino adaptar contenidos y metodologías», apuntó ayer Fernández en una sala del Congreso.

Y volvió a insistir: «La palabra discapacidad discrimina las capacidades que tiene. Tienen ustedes la posibilidad de enmendar un error, un olvido, y hacer un sistema educativo más justo con los que más necesitan. Terminen con esta discriminación, pongan los medios necesarios para formar profesionalmente a unos jóvenes estudiantes, no discapacitados, que no quieren depender de pagas y subsidios del Estado, que tiene talentos y sueños». Como el de Ángela por tener el título de ESO y convertirse en cocinera.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.