Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Tomás de Miguel DTOR DE LA RED DE INVESTIGACION REDIRIS : "Cuando haya un Operación Triunfo de investigadores las cosas habrán cambiado"

G. MORAL
10/06/2012

 

Internet surgió como un proyecto de investigación. Nació para dar respuesta a una demanda del Ministerio de Defensa americano que quería un sistema de telefonía fiable y robusto frente a ataque nucleares y pronto alternó su uso militar con el científico para mejorar la colaboración entre investigadores. Hoy es una herramienta de andar por casa, como en el futuro lo serán las novedosas y potentes herramientas con las que trabajan los científicos de todo el mundo. A ello contribuye la RedIRIS, la red académica y de investigación española que proporciona servicios avanzados de comunicaciones a los centros de investigación y universidades del país, en la que se integra desde principios de los años 90 la Universidad de Extremadura.

La región, concretamente Cáceres, ha sido esta semana escenario por primera vez de un encuentro entre los grupos de trabajo que periódicamente organiza esta red en España. Más de 120 expertos de distintos puntos han intercambiado experiencias.

--¿Qué persigue la RedIRIS?

--Lo más inmediato que ofrecemos es internet, pero además tenemos conexión con toda la intranet de investigación mundial con el objetivo de que los investigadores tengan medios para colaborar y desarrollar sus trabajos de la manera más eficaz.

--¿Qué requiere la investigación?

--Nosotros en casa estamos acostumbrados a conexiones de 10 megabits, que son diez millones de bits, pero los para investigadores que participan en proyectos que utilizan instrumentos científicos muy sofisticados se están configurando conexiones para un solo investigador de 10 giga bits, es decir diez mil veces más capacidad que la que tenemos en casa. Los modernos proyectos de investigación generan volúmenes de datos gigantescos que necesitan más respuesta.

--No solo los investigadores se benefician de esta red.

--No, cualquier miembro de la universidad. Precisamente en este encuentro celebramos el décimo aniversario de un programa que facilita la movilidad entre universidades. Pretende desplegar un mecanismo con el cual un alumno o profesor de la Uex, por el hecho de tener una cuenta en la universidad ya tiene acceso a todas las wifis de todas las universidad del mundo sin pedir permisos, y viceversa. En la Universidad de Extremadura es espectacular el sistema de gestión que han diseñado porque se puede conocer no solo los puntos de acceso wifi, sino también quién está conectado, desde dónde, con qué tipo de PC, si se mueve y cómo,... Es muy intuitivo.

--¿Cómo ha cambiado el trabajo de los investigadores con el desarrollo tecnológico?

--Salvo casos como la teoría de la relatividad, la ciencia evoluciona con pequeños pasitos, mejorando poco a poco el trabajo que ha hecho otro investigador, y para eso es muy importante conocer los trabajos previos. Hace 20 años para conocer los que hacía un investigador de EEUU primero se tenía que publicar el trabajo y luego esperar seis meses o un año para poder tener conocimiento de su existencia. Pero con internet llega en segundo y es más fácil además encontrar grupo afines. Eso ha cambiado no solo la ciencia, también la sociedad.

--¿Qué proyectos desarrollan la Uex y RedIRIS?

--Acabamos de terminar el despliegue de la red de fibra, con la que hemos pasado de tener dos enlaces de 2,5 giga bits, que ya estaba bien para los investigadores, a una red conectada al resto del mundo, a través de cuatro enlaces que cada uno soporta hasta 80 circuitos de 10 giga bytes. Además, justo para estas jornadas, se ha lanzado en la Uex un programa con un internet que sustituye al actual, que ha tenido un éxito tremendo pero que no fue concebido para el uso actual.

--¿Cómo es el internet del futuro?

--El nuevo internet va a permitir en los próximos años que se conecten no solo personas con máquinas, sino máquinas con máquinas. Ya se empieza a desarrollar lo que conocemos como el internet de las cosas o del futuro, que consiste en que cualquier dispositivo de un aula --luz, proyector, calefacción,...-- esté conectados a internet y puedan hablar entre ellos. Por ejemplo, que un sensor de temperatura decida encender un aire acondicionado. Son automatismos que parecen de ciencia ficción pero que ya están ocurriendo e irá a más.

--¿Tiene el desarrollo tecnológico y científico la trascendencia que merece?

--En España los científicos no tiene muy buena prensa y no se hace suficiente divulgación de sus cualidades y de los que importante que es tener científicos que desarrollen cosas nuevas. Estamos acostumbrados a comprar cosas fuera y nos parecen mejor que lo propio y muchas veces es un error. Los presupuestos son muy reducidos, pero el drama es que este país invierte en formar investigadores y luego no le damos la oportunidad de desarrollar esas capacidades. Es muy triste.

--¿Cómo se puede solucionar?

--Es un problema en parte de dinero, pero también de concienciación y de comunicación. Es muy importante que la sociedad perciba como suyo los resultados científicos. Cuando haya un Operación Triunfo de investigadores en vez de cantantes, esto habrá cambiado. Ahora tiene más valor un jugador bueno que un investigador bueno y eso es la desgracia que tenemos, y lo pagamos porque tenemos que comprar cosas fuera. Pero ahora tenemos la oportunidad de hacer las cosas mejor. Se han cometido muchos errores porque había dinero, ahora no y eso es muy bueno para hacernos más competitivos.

Las noticias más...