Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El futuro del sector de las renovables en la región

Una veintena de parques eólicos con permiso previo renuncian a ejecutarse

24 de las iniciativas aprobadas en noviembre han agotado el plazo sin presentar la documentación. La moratoria eólica anunciada por el Gobierno a inicios de año ha lastrado la viabilidad del sector

E. B. 16/09/2012

Un 40% de los proyectos para construir parques eólicos que fueron aprobados por la Junta de Extremadura en noviembre del 2011 han optado por no continuar adelante. En total, de las 65 plantas que recibieron el permiso previo a finales del año pasado, únicamente 38 han presentado solicitud de autorización administrativa y proyecto de ejecución, de acuerdo a la información facilitada por la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía. A excepción de tres de las iniciativas, para el resto el plazo ya ha finalizado, lo que supone que pierden la autorización previa que se les había concedido.

A inicios de este año el Gobierno anunció su decisión de suspender temporalmente los incentivos económicos para las nuevas instalaciones del régimen especial, entre ellas las de energía eólica. Por este motivo, Sergio de Otto, secretario general de la Fundación Renovables, considera que era previsible que se cayeran muchos de los proyectos que habían obtenido el permiso previo de la Administración regional. "Lo raro es que todavía haya promotores que mantengan la esperanza", señala. Es más, aventura que, si no hay un cambio en el escenario normativo, más parques eólicos irán quedándose en el camino.

"Hoy por hoy no es viable hacerlos en el régimen ordinario, sin incentivos", arguye, al tiempo que incide en que en el caso extremeño existen dos factores que dificultan más la rentabilidad. Por un lado, que las "previsiones de viento no son de las más altas". Por otro, las elevadas exigencias económicas que tienen que cumplir --destinar el 8% de su facturación sin IVA a los ayuntamientos y mancomunidades de la zona donde están proyectados o crear tres empleos por megavatio de potencia instalado--. La intención del Gobierno de establecer un impuesto que grave un 6% de los ingresos de todas las fuentes de producción de energía --también para las renovables del régimen ordinario-- será un lastre añadido.

De Otto resalta, además, que la incertidumbre sobre la rentabilidad complica que estas instalaciones obtengan la financiación necesaria. "Para que los bancos financien, la viabilidad de la

normativa y los proyectos tienen que estar muy claros", explica. La inversión total por cada aerogenerador se sitúa entre los 1,25 y los 1,35 millones de euros.

 

FASE DE ANALISIS En cuanto a los 38 proyectos que siguen adelante, en estos momentos la Administración extremeña analiza la documentación que han presentado para comprobar que todos los trámites, incluidos los avales, se han realizado correctamente. Corresponden a catorce promotores y suman una potencia instalada de 725,7 megavatios, casi tres cuartas partes de los 977 que estaban previstos al inicio. De esta forma, la merma en la potencia ha sido menor que la experimentada en el número de instalaciones. "En ocasiones el tamaño del parque va a ser un factor muy importante para su viabilidad", aclara de Otto.

En el caso de las tres plantas para las que el plazo continúa abierto, se trata de proyectos que están pendientes de la resolución definitiva de otros parques eólicos actualmente en tramitación después de que el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura anulase la decisión de rechazarlos por motivos medioambientales. "Al solaparse estas iniciativas en el espacio, ahora hay que estudiar su resolución", explican desde la consejería. La Junta decidió no recurrir la sentencia y a finales de junio pasado ya autorizó uno de ellos, el de Pinofranqueado, a los que siguieron en julio otros dos en Ibahernando y Monesterio. Están aún pendientes los de Montánchez y Robledillo.

Aparte de estas centrales eólicas, otras 26, correspondientes a la convocatoria del 2007, cuentan ya con la autorización definitiva. El primero en ser una realidad, por lo avanzado del proyecto, será previsiblemente el de Santa Bárbara, en el término municipal de Malpartida de Plasencia.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail: