Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

UNA NUEVA REVOLUCIÓN AUDIOVISUAL

Diez joyas del cine más exclusivo de Netflix

Estos son algunos de los mejores títulos producidos o distribuidos en VOD en exclusiva por la plataforma

EL PERIÓDICO
23/02/2018

 

Netflix podría ser, hoy por hoy, la mejor cadena de televisión del mundo, sin ser una cadena en realidad. Tiene un constructivo 'talk show' de David Letterman, especiales de comedia de Dave Chappelle y Chris Rock y series documentales del alcance de 'Podredumbre'. Y tiene las películas de estreno. De hecho, se ha convertido en una especie de multisalas doméstico donde los títulos se renuevan incluso con más celeridad y en mayor abundancia que en los cines físicos.

'Abundancia' es la palabra, quizás, que mejor define Netflix. Abundancia o quizá ansiedad. Es imposible estar al día de todo cuanto estrena, pero ellos tampoco parecen pretender que lo estés: ellos solo quieren tener algo, o mucho, para todo el mundo. Y 'todo el mundo' incluye a los cinéfilos inquietos, como demuestra la selección de diez títulos que presentamos debajo. Son algunas de las mejores películas producidas (o distribuidas en exclusiva en VOD) por una plataforma discutida pero, a menudo, exigente y ambiciosa.

‘A gray state’, una pesadilla real

Producido por Werner Herzog, del que pueden verse también sus obras recientes 'Lo and behold' y 'Dentro del volcán', este documental de Erik Nelson recompone la historia del descenso a los infiernos de David Crowley, joven veterano de la guerra de Irak que aspiraba a debutar como cineasta con una cinta distópica cuyo argumento antigubernamental fascinó a miembros de la derecha alternativa y teóricos conspirativos. A finales del 2014, un vecino descubrió los cuerpos de Crowley, su esposa y su pequeña hija. Lo que algunos paranoicos quisieron ver como una maniobra del gobierno fue, todo parece indicar, el clímax trágico de una 'folie à deux'.

'En busca del coral', milagros en peligro

Este documental de Jeff Orlowski ('Persiguiendo el hielo') capta y comunica con emoción el problema del 'blanqueo de coral', un proceso que decolora los corales y puede conducirlos a la muerte. En la raíz del problema está, por supuesto, el cambio climático producto de las emisiones de gases de efecto invernadero: los océanos absorben el calor de la atmósfera, salvando así a la población humana de males aún mayores, pero matando por el camino a unas criaturas en la base de los ecosistemas marinos. 'En busca del coral' es, ante todo, una herramienta de concienciación ambiental, pero también una obra con valores artísticos, dirigida y diseñada con verdadero sentido de la belleza.

‘Good time’, la noche más oscura y cómica

Netflix se hizo con los derechos de VOD por suscripción del thriller gozosamente disperso y oscuramente cómico de los Safdie Brothers, grandes herederos del Scorsese más urbano. 'Good time' es su particular 'Jo, qué noche', una odisea a través de Queens, cerca del delirio y del 'trip', con el infatigable Robert Pattinson (aquí cerca del Pacino de 'Tarde de perros') como ladrón fracasado que busca el modo de sacar a su hermano de prisión. Rizando el rizo del alucine, pone la música el productor electrónico-psicodélico-metalero Oneohtrix Point Never, brazo derecho de ANOHNI.


 

‘Icarus’, dopaje y conspiración
 

 

En tiempos de sobreinformación y tráileres exhaustivos, hemos visto cada película antes de poner el pie en la sala o pulsar el play. Eso puede ser pernicioso con una película de M. Night Shyamalan y también con un documental como 'Icarus', más retorcido en su secuencia de acontecimientos que cualquier 'thriller' reciente. Empieza como un 'Super size me' del dopaje ciclista (el director y prota, Bryan Fogel, se propone comprobar en primera persona su efectividad y si cuesta superar controles), pero, tras la aparición de un antiguo director del laboratorio de análisis de Moscú, deviene algo más grande, complicado y multifacético. Nominada al Oscar al mejor largo documental, igual que 'Strong Island', otro original de Netflix.


'Joan Didion: El centro cederá', musa literaria en primer plano

Hablando de 'Jo, qué noche': su protagonista, Griffin Dunne, es el autor de este retrato documental de Joan Didion, estrella del Nuevo Periodismo por sus crónicas contraculturales y autora de libros de memorias y novelas con merecido estatus legendario. Didion tiende al retraimiento, pero se abre ante Dunne, porque, al fin y al cabo, es su sobrino; alguien que ha vivido de cerca las tragedias exorcizadas por la autora en 'El año del pensamiento mágico' (sobre el luto por su marido, John Gregory Dunne) y 'Noches azules' (sobre la muerte de su única hija, Quintana, dos años después del padre). Además de Didion, hablan personajes como Anna Wintour, Vanessa Redgrave y Harrison Ford, antiguo carpintero en casa de los Didion-Dunne.


 

'Okja', una nueva 'E.T.' con conciencia ecológica

Esta fábula distópica pero optimista, una especie de 'E.T., el extraterrestre' con fondo de interrogación de la industria cárnica, merece claramente ser vista en pantalla (muy) grande. Pero eso solo ha sido posible en Corea del Sur, de donde proviene su director, Bong Joon-ho, y en algunas proyecciones especiales, como la del pasado festival de Sitges. Verla en casa tiene sus ventajas, eso sí: uno puede llorar a gusto en las partes más dolorosas, que mueven a convertirse en vegano con la fuerza de 'Babe, el cerdito valiente'. También es fácil llorar de pura emoción visual en las secuencias de acción, en particular cierta persecución a través de un centro comercial subterráneo.


 

‘Soy la bonita criatura que vive en esta casa’, elogio de la atmósfera
 
 

Uno de los directores a los que, injustamente, se suele olvidar cuando se hace repaso de los grandes valores del terror indie actual es Oz Perkins, hijo del protagonista de 'Psicosis', Anthony Perkins, y hermano mayor de Elvis Perkins, quien compone gran música atonal para sus películas. En la segunda (y mejor), Ruth Wilson encarna a una enfermera que empieza a trabajar en casa de una escritora de terror y pronto experimenta presencias extrañas. Quienes vean películas para seguir tramas, quizá deberían evitar esta, pero quienes aprecien una buena atmósfera espectral disfrutarán de lo lindo. 


 

‘Super dark times’, la adolescencia da miedo

El debut largo de Kevin Phillips es lo más parecido al filme de culto de los 80 'Instinto sádico' que haya dado el cine reciente: un drama iniciático que gira hacia el puro género y no da vuelta atrás. Tras un aparente accidente, dos amigos adolescentes empiezan a distanciarse hasta el punto de la violencia; un posible romance queda trastocado por el camino. Sin ser perfecta (algunos diálogos chirrían, el clímax resulta algo apresurado e insatisfactorio), consigue ejercer fascinación a través de sus tensas composiciones visuales, un montaje bastante diabólico y la música firmada por Ben Frost.


 

‘Tramps’, un romance con embrollo y encanto

A menudo se confunde grandilocuencia con importancia, gravedad con significado. Por eso puede pasar desapercibida una delicia como “Tramps”, cruce de thriller y comedia dramática romántica con la firma de Adam Leon, antiguo ayudante de producción de Woody Allen y medio ahijado de Jonathan Demme. Aquí no se subrayan emociones, ni se explican los pasados ni las motivaciones, ni se confía más de la cuenta en la épica. Callum Turner y Grace Van Patten, fichada luego por Noah Baumbach para “The Meyerowitz stories (New and selected)”, derrochan carisma natural como dos jóvenes envueltos en un confuso intercambio de maletines y obligados a pasar bastantes horas juntos. Tampoco se quejan demasiado.


 

‘Ya no me siento a gusto en este mundo’, Frodo con estrellas ninja

Netflix no compró nada en el último Sundance (según insiders de la industria porque su estrategia se centra ahora en proyectos de alto presupuesto estilo 'Bright'), pero el año pasado se hizo, por ejemplo, con perlas como la ganadora del Premio del Jurado. Melanie Lynskey y Elijah Wood son dos vecinos que se convierten en justicieros de andar por casa después de que ella sufra un robo. Macon Blair, protagonista de 'Blue ruin', reincide en el neo-noir en su debut como director, aunque aquí el humor puede ser más absurdo que negro. Frodo más estrellas ninja: combinación ganadora.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.