Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TRAYECTORIA VITAL

Fonda cumple 80 espléndidos años

La actriz se convierte en octogenaria sin perder el cariz de símbolo sexual que logró con 'Barbarella'


20/12/2017

 

Jane Fonda cumple este jueves 80 años. Hija de otro gran intérprete, Henry Fonda, actriz de éxito, sex symbol de los años 60, activista incombustible a favor de la paz (se manifestó en contra de la guerra de Vietnam y de la de Irak), feminista de pura raza, reina del aerobic en los 80, ganadora de dos Oscar... A lo largo de su apasionada vida y su extensa carrera, la actriz, que en más de una ocasión se ha definido como una persona liberal, ha mostrado infinidad de rostros que reflejan la imagen de una mujer polifacética, osada y talentosa. 

Fonda ha pasado tres veces por la vicaría: en 1965 contrajo matrimonio con Roger Vadim, del que se divorció en 1973; con su segundo esposo, Tom Hayden, se casó en 1973 y rompió en 1990, y con el tercero, Ted Turner, contrajo matrimonio en 1991 y se divorció en el 2001. Y es madre de dos hijos: Vanessa Vadim, de 49 años, y Troy Garity, de 44.

Pese a los años y las operaciones de rodilla y cadera, resulta difícil adivinar su edad, sobre todo cuando posa perfectamente maquillada. Fonda fue un mito sexual hace años, pero todavía sigue conservando ese sex appeal y elegancia que la caracteriza. En alguna ocasión, ha asegurado que debe su aspecto un 10% a la cirugía; en un 30%, a los genes, en otro  30% a su forma de vida y en el 30% restante, al buen sexo.

Eternamente joven
Aunque ahora muestra con orgullo sus arrugas, hubo una época en su vida en la que consideró que debía envejecer con gracia. Consciente de los estragos del paso del tiempo, la actriz confesó en una entrevista para People que "quería darle un rostro cultural para las mujeres mayores". Además, Fonda reconoció que se dejó llevar por esa cultura de tratar de ser joven eternamente: "Me sometí a la cirugía plástica. No estoy orgullosa de ello pero crecí marcada por mi aspecto". 

Me enseñaron a pensar que si quería ser amada tenía que ser delgada y guapa, y esto lleva a un montón de problemas", relató. La estrella neoyoquina también habló de las intervenciones estéticas a las que se ha sometido: "Me gustaría ser lo suficientemente valiente como para no hacerme la cirugía plástica pero creo que me compré una década".

Inicios en el mundo de la interpretación
Fonda tenía 12 años cuando su madre se quitó la vida. Se crió con su abuela en el estado de Connecticut. Hija de la estrella de Hollywood Henry Fonda y hermana de Peter Fonda, llevaba la interpretación en su ADN y se formó en la prestigiosa escuela neoyorquina Actors Studio.

En 1960, los críticos la coronaron en los Globos de Oro como Mejor actriz revelación y debutó ante las cámaras con la comedia Me casaré contigo (Joshua Logan). Después, se fue a París junto al director francés Roger Vadim, que anteriormente había descubierto a Brigitte Bardot. Y éste la compensó con cuatro papeles, convirtiéndola en la estrella de la cienciaficción con Barbarella, además de en su mujer.

De vuelta a Hollywood, recibió su primera nominación al Oscar por su papel de reparto en Danzad, danzad malditos (Sydney Pollack). Su primera estatuilla la consiguió dos años después, en 1972, por su papel como la prostituta de Klute. El segundo de sus dos Oscar lo recibió en 1978 por el drama El regreso. Después, estuvo nominada por El síndrome de China  con Jack Lemmon, y el drama familiar En el estanque dorado (Mark Rydell), la única cinta en la que aparece junto a su ya enfermo padre.

Diva reinventada
Fonda, que ha sabido reinventarse en cada una de las distintas etapas de su trayectoria no piensa en jubilarse. Como actriz, desde el 2015 vuelve a estar constantemente ante las cámaras gracias a la comedia de Netflix Grace & Frankie, en la que da vida a una mujer cuyo marido sale de repente del armario.

El pasado septiembre, la estrella neoyoquina acaparó los flases del Festival de Venecia junto a Robert Redford. Ambos fueron homenajeados con los Leones de Oro a toda una carrera y presentaron su último filme, Nosotros en la noche, en la que encarnan  a dos vecinos viudos que se enamoran.

Para este año, Fonda tiene entre manos la comedia he Book Club, en la que compartirá protagonismo con Diane Keaton, Andy Garcia, Mary Steenburgen y Candice Bergen. La historia gira en torno a un grupo de amigas de un club de lectura a las que el best-seller erótico 50 sombras de Grey les cambia la vida.

Fonda no ha podido esperar hasta el jueves para celebrar su 80º cumpleaños, sino que lo festejó el pasado 9 de diciembre con una gala benéfica en Atlanta a la que asistieron amigos como Rosanna Arquette, Carole King y su exmarido Ted Turner. 

Así lo ha confirmadola organización de la velada, cuyos ingresos (1,3 millones de dólares) se destinan a la organización humanitaria de Fonda GCAPP para prevenir los embarazos en adolescentes. Durante la gala, la intérprete octogenaria confesó: "Jamás pensé que viviría tanto".

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.