Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

DECLARACIONES DE SU MUJER

Irene Rosales: "Kiko tiene un problema serio de salud"

Se enfrenta además a posibles reclamaciones por las actuaciones canceladas

EL PERIÓDICO
09/05/2018

 

Kiko Rivera, de 33 años, anunciaba en Instagram el pasado 3 de mayo que cancelaba su gira veraniega porque estaba pasando por "momentos complicados" y que este iba a ser "un proceso largo" del que saldría "poquito a poco". El anuncio provocó todo tipo de comentarios. Y la que ha hablado ahora acerca de la depresión que padece el primogénito de Isabel Pantoja es Irene Rosales, su esposa, exclusiva mediante, en la revista 'Semana'. "Lo que tiene Kiko es algo serio, no inventado. Tiene un bajón más que físico, mental, psicológico. Necesita un parón profesional para poder estar bien", ha explicado.

Según Rosales, su marido ha estado intentando poner parches a su situación, bajando el ritmo de trabajo, "pero necesita parar. Tiene una depresión, pero por suerte hemos podido cogerla a tiempo". Y añade: "Hace tres meses llegó Carlota [su segunda hija con Irene] y se ha dado cuenta de que, o para o al final se está perdiendo etapas con sus hios. La mejor decisión es que descanse. No va a dejar la música, porque es su vida, pero el hecho de que no vaya a ningún bolo y estar tranquilo sin el agobio de los viajes le va a venir muy bien", explica la joven. 

Rosales descarta cualquier tipo de adicción del pinchadiscos y cantante ocasional o que haya tenido problemas con la banda gástrica que le colocaron a finales del año pasado y que le ha ayudado a bajar más de 30 kilos.
"Que conste que para nada es porque le haya sentado mal la banda gástrica. No se ha arrepentido de la operación, al revés. He escuchado barbaridades, pero no. Tiene el azúcar genial y no le dan ataques de gota. Le ha venido bien bajar de peso, porque sufría mucho. Físicamente está encantado de verse delgado", asegura Rosales, que achaca parte de los males de su marido a la presión mediática a la que se ve sometido. "Kiko necesita la desconexión total, tener una vida normal y estar relajado".

Deuda con Hacienda
Los posibles costes económicos que pueda generar esta situación no le preocupan. "Si Kiko no trabaja, no cobra, pero lo hemos puesto en la balanza y el dinero ahora no es su primera preocupación, sino su salud".  A pesar de la tranquilidad aparente de la mujer de Kiko Rivera sobre cómo afrontarán los meses de verano –los de mayor actividad en su caso– sin trabajar, el hijo de Isabel Pantoja arrastra una deuda con Hacienda de unos 250.000 euros que no está totalmente cancelada y deberá responder frente a los empresarios que habían contratado sus actuaciones como Dj. Por cada uno de los bolos de esta gira suspendida, casi todos en discotecas, le pagan unos 4.500 euros si los afronta en solitario y alrededor de 6.000 euros si lo hace junto a su banda. Pérdidas que se calculan en unos 50.000 euros, según las actuaciones que ya estaban cerradas, y que se suman a incumplimientos en los plazos para pagar a Hacienda, según personas próximas al círculo de Kiko. 

Mientras el informe médico está por llegar y él mismo interesado ha avanzado que lo hará público, sus seguidores piden comprensión, su familia tranquilidad y los empresarios esperan pronunciarse.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.