La Crónica de Badajoz | Martes, 17 de julio de 2018

En positivo

2018 (III) La Alcazaba

ANTONIO García Salas 23/12/2017

La Eurociudad, las conexiones y el tercer reto para el 2018, La Alcazaba. Tras la finalización en 2016 de la rehabilitación de Puerta del Alpéndiz, el semibaluarte de San Antonio, las excavaciones arqueológicas y la conexión con los Jardines de la Galera, con el gran hito de poder recorrer todo el adarve con sus espectaculares vistas, en el 2017 ha tocado rehabilitar la Torre de Santa María y la Torre de los Acevedos. Es otro importante hito, pues nos permitirá acceder al punto histórico de mayor altura de la ciudad. No he podido todavía subir a las torres, conocer en detalle el alcance de la rehabilitación y poder disfrutar de esas maravillosas vistas, pero me muero de ganas de poderlo hacer.

En el 2018, debemos seguir dando nuevos pasos, pues es mucho e ilusionante el camino que hay por delante hasta la rehabilitación o el descubrimiento de todo lo que puede estar escondido en el Cerro de la Muela. Parece que tendremos dos nuevas actuaciones próximamente: La rehabilitación de la Puerta del Capitel y Renacentista y el edificio de la Galera. La Puerta del Capitel es muy importante, pues es el principal acceso a la Alcazaba y complementa las actuaciones de los alrededores de la Plaza Alta. Es otra pequeña actuación que permite seguir con intervenciones posteriores, pues a su derecha e izquierda deja dos tramos de murallas que invitan seguir con la rehabilitación total del perímetro de la Alcazaba. Esperemos verla en 2018. También sería importante iniciar las obras del edificio de La Galera completando las actuaciones anteriores de esa zona. Y en el 2018 debe garantizarse el mantenimiento de las rehabilitaciones y excavaciones ya realizadas y seguir avanzando, aunque sea prudentemente, y sin parar, con nuevas excavaciones arqueológicas.

No es tan difícil dar estos pasitos, e ir preparando las siguientes actuaciones para los próximos años: la casa de los Gómez de Solís, la Ermita del Rosario, los depósitos de agua, y tantas actuaciones más que nos van descubriendo que Badajoz tiene una Alcazaba de la que sentirnos muy orgullosos de mostrar y que merece la pena visitar. Seguiremos con nuevos retos.