La Crónica de Badajoz | Lunes, 22 de enero de 2018

2017, el año más seguro en la aviación y Trump se atribuye el mérito

Ejecutivos de las aerolíneas desmienten al presidente de EEUU y lo atribuyen a más medidas de seguridad general

EL PERIÓDICO 03/01/2018

El año 2017 fue el más seguro de la historia de la aviación, ya que no se registró ninguna víctima mortal en vuelos de grandes aerolíneas comerciales, según los datos recabados por la organización holandesa especializada Aviation Safety Network. Y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se ha atribuido el mérito, un extremo que han desmentido los ejecutivos de aerolíneas.

Según Aviation Safety Network, incluyendo pequeños aparatos de más de 14 asientos y vuelos de transporte de mercancías, el pasado ejercicio se contabilizaron un total de 10 siniestros aéreos, en los que murieron 44 personas en vuelo y 35 en tierra, sobre un total estimado de 36,8 millones de vuelos en todo el planeta.

De ellos, dos tuvieron problemas durante el ascenso inicial, tres en vuelo, otros tres en el descenso para aterrizar y dos durante el aterrizaje.

Esos siniestros tuvieron lugar en Kirguistán, Indonesia, Estados Unidos, Nepal, Costa de Marfil, Rusia, Tanzania, Canadá y Costa Rica, mientras que no se registró ningún accidente mortal en Europa.

303 muertos en el 2016

En 2016, Aviation Safety Network había contabilizado 16 accidentes que causaron 303 muertos, con lo incluyendo los cinco accidentes de cargo citados y cinco de pequeños aparatos el 2017 sigue siendo "el año más seguro tanto en número de accidentes como el término de bajas mortales".

El ratio de mortalidad aérea comercial se sitúa en un deceso por cada 7,3 millones de vuelos, en un cálculo que no computan accidentes militares y que deberán confirmar a lo largo de 2018 los datos Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), con sede en Montreal.

"Desde 1997 el número de accidentes de aerolíneas ha mostrado un declive estable, en gran parte gracias a los continuos esfuerzos en seguridad de las organizaciones de la aviación internacional como ICAO, IATA o Flight Safety Foundation y de la industria de la aviación", declaró en un comunicado el presidente de la Aviation Safety Network, Harro Ranter.

La tragedia del Chapoense

Según ese portal especializado con sede en Holanda, el último accidente de una gran aerolínea con víctimas mortales se registró hace 399 días, el 28 de noviembre de 2016, cuando 71 personas perecieron al estrellarse el avión de LaMia en el que viajaba el equipo de fútbol boliviano Chapecoense y que unía Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) con Medellín (Colombia).

Desde la última tragedia aérea con más de 100 víctimas mortales han pasado 793 días y se remonta al siniestro de un vuelo de la compañía rusa Kogalymavia operado por Metrojet Flight el 31 de octubre de 2015, cuando el aparato explotó en el aire con 224 personas a bordo cuando volaba entre la localidad egipcia de Sharm el-Sheij y la rusa de San Petersburgo.

Los investigadores rusos concluyeron entonces que la causa más probable del siniestro había sido la detonación en vuelo de "un artefacto explosivo" introducido en el Airbus A321.

Trump se atribuye el mérito

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no tuvo reparos en afirmar en Twitter que el hecho de que el 2017 haya sido un año récord en la seguridad aérea se debe en parte a su intervención. 

"Desde que llegué al poder, he sido muy estricto con la aviación comercial. Buenas noticias que se haya informado de que haya cero muertos en el 2017, el mejor y más seguro año", explica.

Directivos de aviación explicaron a la agencia Reuters que Trump no es en absoluto responsable de que no se hayan registrado accidentes aéreos en EEUU este año sino que se debe a una serie de medidas de seguridad implantadas que ha hecho que no haya habido un siniestro mortal en aviones en aquel país desde el 2009.