Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Esta es la carta de una madre a su hijo, separados en la frontera de EEUU

Levis le recuerda a su hijo Samir que no le ha abandonado y espera volver a reencontrarse pronto

EL PERIÓDICO
20/06/2018

 

El endurecimiento de las políticas inmigratorias en Estados Unidos está haciendo estragos entre las familias de los inmigrantes indocumentados que ven como les arrebatan a sus hijos. La separación de sus hijos resulta traumática para ambos y una madre, Levis, ha decidido dedicarle unas palabras a su hijo Samir con la esperanza de que pueda llegar a leerlas.

"Lamento hijo mío esto que está pasando, me duele en mi alma esta separación, pero quiero que sepas que no he abandonado", reza el escrito. 

En la carta, difundida en Twitter por el abogado Michael Avenatti insiste en que es "quiere verle para decirle a la cara que es su orgullo, su motor" y asegura que "sabe está sufriendo porque le ama". "Siento que me han arrancado un pedazo de mi corazón", prosigue. "Me enorgullece tenerte como hijo. El escuchar que me dices que soy una guerrera me llena de coraje para seguir luchando cada día".

La madre le relata conversaciones con sus familiares: "Me dijo mami que Lola, tu perrita, ya tuvo cachorritos. Son tres. Cuando salgamos ya estarán bien grandotes. Cuando salgamos te voy a llevar al aquario, como prometí, eso es lo que siempre me has pedido ver: los animales, los delfines, los peces, los pingüinos. Aunque dices que tienes miedo a que te coman". 

"Eres mi príncipe, mi guerrero, el amor de mi vida, mi razón de ser: y muy pronto diremos así como te digo: ¿Quién es el amor de tu vida? Y tu respondes: ¡Tú, mamá! Y yo te digo: ¡Tú!", zanja Levi, con la esperanza de volver a ver pronto a su hijo.