Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS

Human Rights Watch acusa a los yazidís de ejecutar a civiles en Mosul

La oenegé de derechos humanos afirma que milicias de esta minoría mató a 52 hombres, mujeres y niños durante la ofensiva contra el Estado Islámico en la ciudad iraquí

EFE
27/12/2017

 

Human Rights Watch ha acusado a los combatientes yazidís, una minoría religiosa iraquí, de secuestrar y asesinar el pasado junio a 52 civiles que huían de los combates en la ofensiva contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI). Los ejecutados eran hombres, mujeres y niños pertenecientes a ocho familias del clan Matiut que residían en Mosul, capital de la provincia de Nínive (norte) y mayor ciudad que fue ocupada por los yihadistas. Según HRW, los combatientes yazidís, una minoría perseguida por el EI, también han sido denunciados por otros dos supuestos incidentes de secuestro de miembros de los clanes Matiut y Yahayis a lo largo de este año.

La vicedirectora de HRW en Oriente Medio, Lama Fakih, ha dicho en un comunicado que las "atrocidades cometidas contra los yazidís no les dan un pase libre a sus fuerzas armadas para cometer abusos contra otros grupos". A comienzos de 2017 los yazidís formaron dos milicias que combaten bajo el paraguas de Multitud Popular, una alianza armada liderada por chiís que desde el año pasado está integrada en el escalafón de las Fuerzas Armadas de Irak.

SECUESTRO DE CAMPESINOS

Fuentes yazidís consultadas por HRW acusaron a los Matiut y Yahayish de colaborar en la matanza masiva de yazidís cometida por el EI en la comarca de Sinyar en agosto de 2014, en la que murieron por lo menos 4.000 hombres. Un asesor legal de las Brigadas Ezidjan, una milicia yazidí, admitió que esas fuerzas están implicadas en la captura de 52 personas y afirmó que los miembros del clan Matiut son "perros que merecen morir".

HRW ha recibido también denuncias del secuestro de siete campesinos Matuit el pasado agosto y otros diez pastores Yahayish, en febrero, pero no ha podido constatar esas informaciones. La oenegé ha instado a la Justicia iraquí a investigar de una forma efectiva estas acusaciones de desapariciones forzadas y asesinatos, que ha calificado de "crímenes de guerra".