Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EL FIN DE SU MANDATO

Juan Manuel Santos, tras la acusación de Maduro: "Por Dios, el sábado estaba bautizando a mi nieta"

El presidente de Colombia se despide tras ocho años en el poder

EFE
07/08/2018

 

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se despidió del pueblo colombiano agradeciendo el apoyo recibido durante sus ocho años en el poder y deseando “todos los éxitos posibles” a su sucesor Iván Duque, elegido para el periodo 2018-2022.

"A mi sucesor, el presidente Iván Duque, le deseo lo mejor, todos los éxitos posibles por el bien de nuestra patria", dijo el mandatario en su última alocución por televisión como jefe de Estado.

También se refirió a la acusación de Maduro, de estar detrás del supuesto atentado: "¡Por Dios!, yo le digo al presidente de Venezuela, que el sábado estaba en unas cosas mucho más importantes, estaba bautizando a mi nieta", dijo Santos con un tono jocoso que generó risas en el auditorio.

En su despedida,  manifestó que "cada presidente manda en su tiempo", por lo que recalcó que el suyo termina este martes. "Por eso, cumpliré, si me permiten, mi promesa de no molestar, de no intervenir, de no ser un aguijón en la nuca de mi sucesor", apostilló.

Juan Manuel Santos, jefe de Estado entre 2010 y 2018, calificó además como el mayor logro de sus ocho años de gobierno la firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC y dijo que lo consiguió porque en lugar de "perseguir la popularidad de corto plazo y las encuestas" le hizo caso a "su voz interior", la que "le dicta qué es lo correcto".

"Mi conciencia me dijo: Colombia no puede resignarse a sufrir una guerra sin fin, como si fuéramos un país condenado a la violencia. Si existe una oportunidad, una sola oportunidad de parar esta guerra, tenemos que intentarlo. Y lo intenté, con el apoyo y la generosidad de la mayoría de los colombianos", aseveró.

El presidente comenzó el día en el "Foro fortalecimiento de los organismos de control en Colombia", donde antes de hablar de la lucha contra la corrupción se refirió a las denuncias de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, quien el sábado lo acusó de estar tras el atentado que sufrió en Caracas.