Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El líder de Hamás llama a una nueva Intifada

Las milicias chiís de Irak amenazan con atacar a las fuerzas estadounidenses en ese país

EL PERIÓDICO
07/12/2017

 

El escenario de inestabilidad y violencia que se temía tras la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel comienza a tomar forma. Por el momento, como amenazas. Así, Ismail Haniya, líder de Hamás, ha hecho un llamamiento esta mañana a que los palestinos lleven a cabo una nueva Intifada como respuesta a la medida de Trump. "Solo lanzando una nueva Intifada puede hacerse frente a la política sionista sostenida por Estados Unidos", ha declarado Haniya en un discurso en Gaza.

No es la única amenaza. Así,  el liderazgo de Harakat Hezbollah al- Nujaba, una poderosa milicia chií de Irak, ha emitido un comunicado en que considera legítimo, tras la decisión de Trump, atacar a los militares estadounidenses desplegados en territorio iraquí. "La estúpida decisión de Trump va a ser la chispa para extraer esa entidad [Israel] del cuerpo de la nación islámica y una razón legítima para atacar las fuerzas estadounidenses".

Hoy está previsto además que Hasán Nasralá, el líder de Hizbulá, el movimiento chií libanés, ofrezca esta tarde un discurso sobre la decisión de Trump. Como avanza, el diario que actúa como órgano de propaganda de Hizbulá ha titulado su portada con la frase "Muerte a America".

Las protestas comenzaron a hacerse sentir el mismo miércoles en Jordania, donde en los barrios habitados por población palestina se produjeron ya manifestaciones.