Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

14:10 h. LA CRISIS DEL EURO

Merkel defiende la compra de bonos soberanos por parte del BCE

La cancillera da su apoyo al presidente del Bundesbank, pese a sus críticas a la política de Draghi

EL PERIÓDICO / Berlín 17/09/2012

La cancillera alemana, Angela Merkel, ha defendido este lunes el plan de compra de bonos soberanos anunciado por el Banco Central Europeo (BCE) porque las perturbaciones en los mercados de deuda están dañando a la política monetaria.

En un encuentro con medios de comunicación, la jefa del Gobierno alemán indicó que en la actualidad el mercado de deuda padece "perturbaciones sistémicas", como reflejan los diferentes tipos de interés que pagan los distintos países de la eurozona por colocar sus bonos soberanos.

La canciller argumentó que los tipos de interés de unos y otros "están ligados" y que esto ha dejado una "política monetaria perturbada", lo que justifica la intervención del BCE en el mercado secundario.

Como ejemplo, ha señalado que los intereses que paga en la actualidad Alemania por sus bonos a 10 años son muchos más bajos que hace unos años y dejó entrever que este hecho está conectado con el repunte de las primas de riesgo de otras economías de la eurozona. La jefa del Gobierno alemán añadió que la competencia del BCE es la política monetaria, y que en este ámbito se encuadran sus medidas habituales y sus acciones extraordinarias, como las dos inyecciones de liquidez de diciembre y febrero o este plan de compra de deuda.

El pasado 6 de septiembre, el presidente del BCE, Mario Draghi, anunció un programa "ilimitado" de compra de bonos soberanos bajo una estricta condicionalidad para los países de la eurozona con problemas de financiación.

Defensa del Bundesbank
Con sus declaraciones, Merkel intenta mediar en las diferencias que se manifiestan entre las opiniones del presidente del BCE, Mario Draghi, y las del presidente del Bundesbank, Jens Weidmann. La cancillaresa ha defendido que el presidente del Bundesbank, tiene derecho a expresar sus opiniones sobre la crisis de la zona euro, después de que su ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, apuntara que los comentarios de Weidmann, en el sentido de que el BCE no debería comprar deuda de los países de la eurozona, podrían tener un efecto dañino.

"Le conozco y sé que está muy preocupado por que la crisis se resuelva de una manera verdaderamente sostenible y por que el euro sea una moneda estable", afirmó la canciller en una rueda de prensa para iniciar el curso político. Sin embargo, también insistió en la importancia de la independencia del Banco Central Europeo (BCE), por lo que rehusó hacer comentarios sobre las declaraciones de Weidmann acerca de las políticas de la institución presidida por Mario Draghi.

En una entrevista publicada este fin de semana, Schaeuble afirmó que la ciudadanía alemana estaba mostrándose preocupada por el carácter público de los debates internos en el BCE sobre su nuevo programa de compra de bonos, al que Weidmann se ha opuesto públicamente.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail: