Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EXDIRIGENTE REGIONAL

Un político alemán de extrema derecha se convierte al islam

Arthur Wagner, que ha cambiado su nombre por Ahmad, asegura que seguirá militando en la formación islamófoba Alternativa por Alemania

EL PERIÓDICO
31/01/2018

 

El político de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) Arthur Wagner, de 48 años, que ha cambiado su nombre por Ahmad, ha explicado este miércoles su conversión al islam y ha afirmado que, pese a esa decisión, seguirá siendo miembro de la formación euroescéptica e islamófoba que irrumpió en las últimas elecciones en el Bundestag como tercera fuerza política.

En una rueda de prensa, Wagner -que también tiene la nacionalidad rusa (es originario de la región del Volga), creció en la extinta Unión Soviética y habla un alemán con muchos errores- ha afirmado que siempre ha ido en busca de la verdad y ello le ha llevado a convertirse al islam.

Según sus declaraciones, su conversión fue precedida de un distanciamiento de la Iglesia protestante por su tendencia liberal y, sobre todo, por la presencia de pastores en el desfile del orgullo gay, informa Efe. Luego, el contacto con musulmanes le llevó a buscar la religiosidad en el islam, hasta que optó por dar el paso definitivo, tras un viaje que realizó el pasado octubre a la república rusa de Bachkortostán, de mayoría musulmana, situada entre el Volga y los Urales.

Dimisión en Brandeburgo
Wagner se ha retirado de la dirección regional de AfD en Brandeburgo, estado federado del este de Alemania circundante a Berlín, pero quiere seguir siendo miembro de la formación política. "Hay un alma alemana, hay una alemanidad y si no la cuidamos, Alemania desaparecerá", ha manifestado.

En su comparecencia ante la prensa después de que varios medios se hicieran eco de su caso, le han preguntado por la frase "El islam pertenece a Alemania", pronunciada hace años por el entonces presidente alemán, Christian Wulf, y más recientemente por la cancillera, Angela Merkel, para garantizar la apuesta por la integración de los cerca de 10 millones que viven en el país.

"Regalo maravilloso"
AfD rechaza esa premisa y Wagner ha sostenido que la afirmación no tiene sentido. "El islam no pertenece a ningún país, el islam es un regalo maravilloso que Alá nos ha dado", ha resaltado. "Tal vez podemos decir que Turquía pertenece al islam. Actualmente Alemania no pertenece al islam, pero eso no tiene que seguir siendo así siempre", ha agregado.

Wagner considera que es urgente impulsar un diálogo entre los conservadores germanos y el "islam alemán". En declaraciones al diario 'Tagesspiegel', el líder de AfD en Brandeburgo, Andreas Kalbitz, ha opinado por su parte que la decisión de Wagner es una cuestión privada y ha insistido en que "el islam no pertenece a AfD".