Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CUMBRE EEUU-RUSIA

Putin: "Sí, yo quería que ganara Trump para normalizar las relaciones entre EEUU y Rusia"

La cumbre supone para Trump una "oportunidad para abrir nuevos caminos de paz y estabilidad en el mundo"

MARC MARGINEDAS
16/07/2018

 

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha empezado su discurso en la rueda de prensa en Helsinki, Finlandia, destacando la buena sintonía con su homólogo estadounidense. “Debemos redirigir las malas relaciones entre los dos países; los dos tenemos la responsabilidad de preservar la seguridad global”, ha afirmado. Putin, preguntado por la posible inferencia de Rusia en las últimas elecciones estadounidenses, no ha negado que prefería que ganara el candidato republicano: "Sí, yo quería que ganara Trump para normalizar las relaciones entre EEUU y Rusia".

 

Putin considera necesario trabajar conjuntamente con EEUU para “tirar adelante una agenda de desarme nuclear” que permita evitar “futuros incidentes y peligros”. Rusia está comprometida, ha subrayado el presidente, en garantizar una “paz duradera”. “Hemos hecho los primeros pasos en esa dirección”, ha añadido.

Donald Trump ha tomado la palabra para destacar el “diálogo productivo” mantenido con Putin, al que también ha felicitado por la buena organización del Mundial de Fútbol. “Putin y yo vamos a solventar muchos problemas, afrentándolos juntos”, ha añadido el presidente de EEUU.

 

“El diálogo productivo” entre Rusia y EEUU, ha insistido, es una “oportunidad para abrir nuevos caminos de paz y estabilidad en el mundo”. Los dos mandatarios también han hablado, según Trump, sobre el terrorismo islámico y han acordado mantener una comunicación fluida para combatirlo. “Les encontraremos y les pararemos, no les queda ninguna duda”, ha remachado. “Nos veremos en el futuro, a menudo”, ha apostillado.

Durante el turno de preguntas, Putin ha aprovechado para regalarle una pelota del Mundial a su homólogo, que ha agradecido el detalle y se lo ha lanzado a Melania. "A Barron le encantará", ha dicho.

Minutos antes del comienzo de la rueda de prensa, un asistente de unos 50 años, acreditado posiblemente como periodista, ha mostrado un cartel en contra de las pruebas nucleares. Su protesta ha sido interrumpida rápidamente por cuatro miembros de seguridad, que le han conducido fuera de la sala. 

La reunión previa
Horas antes, Trump y Putin se habían reunido con la única compañía de sus intérpretes. Tras más de dos horas de encuentro, Trump ha calificado esa reunión como "un muy buen comienzo". "Creo que ha sido un muy buen principio. Es un comienzo muy, muy bueno para todos", dijo Trump a los periodistas al comienzo de su almuerzo de trabajo con Putin.

El cara a cara entre los dos mandatarios, que estaban acompañados únicamente por sus intérpretes, duró dos horas y diez minutos, es decir, 40 minutos más de lo previsto, informaron los medios rusos. A continuación Trump y Putin se dirigieron a su almuerzo de trabajo con algunos de sus principales ministros y asesores, entre ellos sus respectivos titulares Exteriores, Mike Pompeo y Serguéi Lavrov.

Putin se había hecho esperar en Finlandia. Dos minutos antes de las 13.00 (una hora menos en España) se posó, en el aeropuerto Vantaa de Helsinki, el avión Ilyushin-96 de la compañía aérea Rosssiya que transportaba al presidente ruso. Es decir, dos minutos antes del inicio de la oficial de la cumbre en el Palacio Presidencial de Helsinki.

El impresionante cortejo presidencial ruso, formado por una veintena de vehículos y furgonetas, llegó a la sede del encuentro entre ambos presidentes, en el centro de la capital finlandesa, con 35 minutos de retraso sobre el horario previsto, algo que suele suceder cuando del presidente ruso se trata, según reconocen los reporteros rusos que acompañan regularmente al líder del Kremlin en el pool presidencial. 

A la vista de que su interlocutor no llegaba a tiempo, el líder de la Casa Blanca, Donald Trump, quien llevaba ya horas en Helsinki, se quedó en su hotel para asegurarse de que no era el primero en personarse en el antiguo palacio imperial de los Romanov durante el siglo XIX, donde tiene lugar la cumbre, según ha informado la cadena CNN.

 
Por su parte, Putin ha enfatizado que había llegado "la hora de hablar detenidamente, tanto de las relaciones bilaterales como de los distintos puntos de tensión en el mundo".  

 En un tuit previo a la cumbre, Trump había culpado exclusivamente a la "estupidez" y a la "tontería" en EEUU del mal estado de las relaciones entre ambos países. El Ministerio de Exteriores ruso ha dado la bienvenida a estos comentarios, y se ha mostrado de acuerdo con las críticas del líder de la Casa Blanca hacia la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales.