Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

JUNTO A LA CASA BLANCA

La secretaria de Seguridad Nacional de Trump sufre un escrache en Washington

Una grupo de activistas abucheó y rodeó a Kistjen Nielsen por la política migratoria del Gobierno mientras comía en un restaurante mexicano

EL PERIÓDICO
20/06/2018

 

La secretaria de Seguridad Nacional de EEUU, Kistjen Nielsen, sufrió este martes un escrache mientras cenaba en un restaurante cerca de la Casa Blanca, en Washington, por parte de un grupo de activistas que la abuchearon y le recriminaron la reciente decisión del Gobierno estadounidense de separar a los hijos de los padres inmigrantes que entren en Estados Unidos de forma ilegal.

Los activistas irrumpieron en el restaurante, de comida mexicana, donde Nielsen comía junto a otra persona en una mesa situada en un rincón, en una zona discreta. El personal de seguridad evitó que los manifestantes, miembros del “The Metro DC Democratic Socialists of America”, se acercaran demasiado a la secretaria de Seguridad Nacional. “¿Cómo puedes dormir por las noches?”, "Si los niños no comen en paz, no se puede comer en paz". "¿Oyes a los bebés llorando?" "¿No eres madre también?", fueron parte de las frases que a grito limpio le lanzaron los activistas.

"Trabajo fabuloso"
La decisión de dividir a las familias de inmigrantes sin papeles ha generado una oleada de fuertes críticas tanto dentro como fuera de Estados Unidos. Nielsen defendió la medida esta semana en una rueda de prensa en la que afirmó que la Administración Trump "no va a pedir perdón" por separar a los niños de sus madres. Trump calificó la intervención de Nielsen de “trabajo fabuloso”.