Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Se encuentra junto a los allegados de Agustín Bello en un comedor social

La familia del extremeño desaparecido en el derrumbe de un edificio no pierde la esperanza

REDACCIÓN / EFE // MADRID
24/05/2018

 

La familia del obrero extremeño desaparecido en el derrumbe del  edificio de Madrid, José María Sánchez, de 56 años, natural de Malpartida de Plasencia, se encuentra en el comedor social Martínez Campos, junto a los allegados de Agustín Bello, de 42 años, vecino de Parla, que había ido a visitar a un hermano trabajador en las obras. Según ha relatado la madre Josefa, trabajadora del centro, se mantienen "unidos, llenos de esperanza y acompañados de forma permanente".

La religiosa ha dicho que las instalaciones atienden tanto a las familias como a los bomberos, policías y demás personas que trabajan en la operación de rescate.

Trabajos de desescombro

Por otro lado, los trabajos de desescombro se realizan con precaución porque "los bomberos mantienen siempre la esperanza de que los desaparecidos sean hallados con vida", ha dicho el jefe de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Eugenio Amores.

En un parte ofrecido después del mediodía, Amores ha dicho que hoy se avanza "muchísimo más rápido de lo que se podía hacer ayer", y ha expresado su convencimiento de que con el ritmo imprimido al trabajo en las últimas horas "vamos a encontrar a los desaparecidos mucho más rápido".

Según el jefe de bomberos, ha sido aumentado hasta unos 70 el número de bomberos que trabaja en el lugar y que el desescombro realizado la noche pasada permite ahora nuevas líneas de trabajo "a cielo abierto y en horizontal".

El jefe de los bomberos madrileños ha precisado que se sigue trabajando con precaución en la labor de retirar escombros porque mantienen la esperanza de hallar a los desaparecidos con vida; de lo contrario, ha dicho, utilizarían herramientas y maquinaria pesada.

Amores ha afirmado que hoy todavía no han sido utilizados los perros adiestrados porque hasta el momento los equipos de rescate están más interesados en el movimiento de tierras y en el desescombro.

También ha explicado que hay montado un dispositivo para el momento en que sean halladas las víctimas, ya sea vivas o fallecidas, y según la circunstancia actuará antes el SaAMUR, o en caso de fallecimientos acompañado de la Policía Judicial.

A una pregunta sobre las posibles causas del derrumbe, Amores ha asegurado que en las labores llevadas a cabo los bomberos no han visto "ningún subterráneo ni excavación. Había oído que se estaban haciendo pilotajes, pero no tenemos certeza de nada".

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.