Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA SITUACIÓN DE LA DROGA EN ESPAÑA

El fiscal Antidroga advierte de graves secuelas por el cannabis manipulado

"Ha habido casos en los que por fumarse un porro a una persona le ha dado una psicosis esquizofrénica de la que no se ha recuperado", señala José Ramón Noreña. "El hachís y la marihuana tienen un componente oleoso que por lo tanto se deposita en el cerebro y no se elimina, no es una cosa como el alcohol", recuerda

EL PERIÓDICO
01/07/2018

 

El fiscal jefe Antidroga, José Ramón Noreña, advierte del aumento "exponencial" de plantaciones de cannabis y de los nuevos medios empleados en su cultivo, que provocan que el principio activo sea "más fuerte", lo que puede acarrear problemas irreversibles en el cerebro en forma de psicosis esquizofrénica. "El problema de las plantaciones, aparte de su proliferación, es que, como están utilizando métodos técnicos de mejora, consiguen un importantísimo aumento del principio activo mediante, incluso, la supresión de otro que de alguna manera compensa al verdaderamente problemático", explica Noreña en una entrevista a Efe en la que aborda el consumo y tráfico de drogas en España.

Esa manipulación, prosigue, hace que aumente el riesgo "de crisis esquizofrénica por consumo de cannabis" porque refuerza "esa parte del cannabis que puede generar toda una serie de secuelas importantes" y comenta que ha habido casos en los "que por fumarse un porro le ha dado una psicosis esquizofrénica y además no ha vuelto de la psicosis". "No se trata de un brote psicótico temporal", puntualiza.

"El hachís y la marihuana tienen un componente oleoso que por lo tanto se deposita en el cerebro y no se elimina, no es una cosa como el alcohol" que se acaba eliminando a través del hígado, afirma Noreña, que lleva al frente de la Fiscalía especial Antidroga desde 2006. Este tipo de plantaciones suelen estar en manos de organizaciones criminales. 

CULTIVOS BAJO PLÁSTICOS

Las plantaciones han ido creciendo desde hace cinco años y ahora hay por toda España. De cultivarse al principio la mayoría "al aire libre, luego se pasó mucho a la zona de Granada y Almería a los cultivos bajo plásticos". Eso hizo que fueran "más difícil" de detectar, y para ello se emplean "cámaras térmicas" con un helicóptero o un dron. "Por la noche se detectan bastante bien" por la necesidad que tienen esas plantas de una temperatura diferente al resto de cultivos. Ahora proliferan también los cultivos en naves industriales y destaca que algunas "se han detectado con el consumo de electricidad, porque además no contratan la electricidad normalmente, hacen un enganche y a veces es la propia compañía eléctrica la que detecta un consumo excesivo".

En Girona, añade, "se ha detectado algún cultivo subterráneo, parecido al de los champiñones, como en una cueva". El fiscal jefe desconfía también de los clubes de fumadores y cannábicos, con los que considera se ha conseguido generar "un estado de opinión que es falso". Cree que se han valido del derecho fundamental de asociación, que, según dicta la Constitución, permite constituir uno "por la mera voluntad de tres o más personas" y para ello solo es necesario un documento privado. A esto se añade que, si bien ese documento va a un registro público, como tal "no hay uno, hay varios. Uno en el Ministerio del Interior, pero hay también registros autonómicos" y es "a los solos efectos de publicidad". Llegados a ese punto, la Fiscalía investiga la actividad "real" del club cannábico y descubre "en muchos casos" que están "inactivas", por eso Noreña tiene "la sospecha de que lo que hacen es crear muchas por si se interviene una poner en marcha otra".

UNOR PORROS Y UNAS RAYAS

Otro problema es que "han pretendido ampliar hasta el infinito" una jurisprudencia del Tribunal Supremo que habla del consumo compartido escudándose en que la droga es para consumo propio, con lo que no es delito si no que se aplica una sanción administrativa de la ley de seguridad ciudadana. "Eso es falso y lo ha dicho el Supremo, el consumo compartido es cuatro amigos que se juntan" y uno de ellos "lleva unos porros o unas rayas" para consumirlos todos juntos. "Eso -opina- podríamos decir que no es delito, pero cuando estamos hablando de asociaciones con 303.000 socios, pues evidentemente no ese el caso".

Se trataría por tanto de narcotráfico encubierto porque, "como el derecho de asociación es libre, a mi nadie me impide hacerme de ocho asociaciones, ir a cada una de ellas y luego vender". "De alguna manera en algún caso podríamos plantearlo como una auténtica organización criminal fuerte, pero en muchos casos se quedaría en el menudeo", precisa.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.