Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La Crónica de Badajoz | Miércoles, 21 de febrero de 2018

RESTA TENSIÓN AL CINTURÓN

Llevar a los niños en la silla del coche con el abrigo puesto afecta a su seguridad

Un estudio concluye que se incrementan en un 80% las posibilidades de que salga despedido del vehículo

EL PERIÓDICO
01/02/2018

 

En invierno, el 52% de los padres lleva a su hijo en la sillita del coche con el abrigo puesto, lo que incrementa un 80% las posibilidades de que el pequeño salga despedido del vehículo en una frenada brusca. Lo dice un estudio del comparador español de seguros de coche Acierto.com. Un peligro, matiza, que "depende de lo ajustados que vayan los cinturones y lo voluminosa de la prenda", ya que genera un volumen falso en el tórax del niño y dispara así las posibilidades de que se deslice hacia delante, fuera de la sujeción.

Según este informe, cuando estos anoraks están fabricados en tejidos impermeables y resbaladizos, aumenta aún más el riesgo de los menores.

El estudio trata sobre más aspectos relacionados con la seguridad en el automóvil. Respecto al uso de la sillita homologada, destaca que 1,2 millones de conductores no la usan siempre, y el 27 % de estos reconoce no hacerlo nunca. Asimismo, el 10 % de los encuestados considera que este sistema de retención infantil "no protege adecuadamente" a sus hijos.

También indica que 3 de cada 5 bebés ha viajado en su capazo (maxicosi) más de una hora y media seguida alguna vez y que el 20 % lo hace de forma habitual. Para la empresa española esta práctica es una "pésima idea", ya que la postura que adquieren los niños en estos dispositivos "incrementa el riesgo de bradicardia -un bombeo más lento del corazón-, de apnea -el bebé deja de respirar durante unos segundos- y de desaturación de oxígeno -que provoca la llegada de menos oxígeno a la sangre-".

"Este capazo hace que los pequeños tiendan a flexionar el cuello y a colocarse en forma de C, lo que provoca el cierre de la boca y dificulta la respiración", ha agregado Acierto.com.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.