Almendralejo

Iván tiene un sueño compartido

Este joven de Almendralejo, que sufre ataxia, una enfermedad neurodegenerativa que le imposibilita coordinar sus movimientos, pide ayuda a través de una campaña de crowdfunding que le permita comprar un traje de neuromodulación valorado en 9.000 euros y que le mejora notablemente su día a día

Iván González Antúnez.

Iván González Antúnez. / EP

Iván González tiene un sueño compartido, tan simple como necesario: mejorar su calidad de vida. Tiene 23 años, se considera aún muy joven, pero su vida no es normal Desde hace unos cuantos de años padece ataxia, una enfermedad neurodegenerativa que afecta a su autonomía. Espasmos y dolores constantes forman parte de su día a día. Iván tiene muchas dificultades para tragar, hablar, caminar, ver con nitidez y saber coordinar sus extremidades para cualquier acción. De hecho, mientras habla con este periódico, nos pide disculpas por si no le entendemos en algún momento. Su esfuerzo es triple para todo. 

Los síntomas que padece son causados por daños en el cerebelo, la parte del cerebro encargad de coordinar el movimiento, así como por daños en los nervios de la médula espinar que originan la espasticidad. No hay cura para esta enfermedad altamente discapacitante y sólo costosos tratamientos y terapias de apoyo para vivir mejor. Pero como todo en la vida, el dinero es una barrera alta difícil de superar. Pagar a fisioterapeutas, logopedas o terapeutas ocupacionales no se lo puede permitir cualquier persona de forma constante. 

«A día de hoy, necesito utilizar andado para ir por casa o una scooter para desplazarme por la calle. Sin embargo, encontré una luz de esperanza cuando conocí un traje de neuromodulación que proporciona alivio para los síntomas de espasticidad, dolores en mis piernas y quita la sensación de pesadez, que a veces es como si deambulara con dos anclas en mis piernas», relata Iván.

Ese traje le hizo investigar sobre el mismo y descubrió que alivia en profundidad sus dolores. El sueño de Iván pasa por tenerlo algún día y empezar a vivir mejor, pero ahora mismo el costo asciende a más de nueve mil euros.

Desde su casa, buscando todas las posibilidades, Iván ha ideado una campaña de crowdfunding para lograr los fondos necesarios y comprar ese traje de neuromodulación. No tiene otro camino que pedir ayuda primeramente, a sus vecinos de Almendralejo, y por supuesto, a todo aquel que quiera ayudarle. Su campaña está en la plataforma con el enlace https://gofund.me/c81c32de donde ofrece una información detallada. Includes Almendralejo también se ha solidarizado con Iván y le ofrece apoyo para que esta campaña dé resultados. Él, sólo tiene un sueño que quiere compartir. Solo busca algo más de felicidad.