TRAS REUNIRSE CON TODOS LOS COLECTIVOS, ELABORARÁN UN DOCUMENTO DE TRABAJO CON SUS DEMANDAS

Valdepasillas lidera una campaña para revitalizar el movimiento vecinal en Badajoz

Uno de los objetivos poner en valor el trabajo de las asociaciones de vecinos y volverlas a unir en un único ente. Otro de los retos es impulsar el desarrollo del Reglamento de Participación Ciudadana aprobado hace ya un año

Pedro Ruiz, Anselmo Solana y Víctor Mendiola, presidente, vicepresidente y vocal de la Asociación de Vecinos de Valdepasillas, ayer.

Pedro Ruiz, Anselmo Solana y Víctor Mendiola, presidente, vicepresidente y vocal de la Asociación de Vecinos de Valdepasillas, ayer. / LA CRÓNICA

Belén Castaño Chaparro

Belén Castaño Chaparro

La Asociación de Vecinos de Valdepasillas está empeñada en que el movimiento vecinal en Badajoz recobre la fuerza de antaño para que su voz tenga más fuerza ante las administraciones y las reivindicaciones de los barrios sean escuchadas y atendidas, lo que ahora echan en falta. Con este objetivo, su junta directiva ha puesto en marcha una campaña para sumar apoyos: en los dos últimos meses con la mitad de la treintena de colectivos vecinales de la ciudad, en los que su propuesta para revitalizar el asociacionismo desde las barriadas ha sido «compartida y muy valorada». 

Hasta febrero tienen previsto mantener encuentros con las asociaciones que aún están pendientes, para posteriormente consensuar entre todas un documento de trabajo en el que se plasmen las demandas y reivindicaciones de las barriadas. Además, pretenden celebrar unas jornadas de participación ciudadana y debate, a las que se invitará a administraciones, partidos políticos y otros colectivos sociales.

«El movimiento vecinal está dormido y no reconocido, pero no muerto», defendió Anselmo Solana, vicepresidente de la Asociación de Vecinos de Valdepasillas. En esta reuniones con otros colectivos han podido constatar las «enormes desigualdades» que existen entre los barrios de la ciudad. «No se trata de que sean problemas nuevos a los que no se da solución, que también, sino que en muchas barriadas persisten las carencias de hace 20 o 25 años, sobre todo, en materia de infraestructuras básicas», denunció Solana. Aunque cada una de ellas tiene sus propias necesidades, hay otras muchas que comparten : falta de instalaciones deportivas y de espacios de ocio para niños, jóvenes y mayores, mantenimiento de zonas verdes o problemas relacionados con la movilidad, entre otros.  

Con esta iniciativa para ‘despertar’ el movimiento vecinal, se pretende poner en valor el trabajo «que han tenido y tienen siempre» las asociaciones de vecinos como nexo de unión entre la sociedad civil y las administraciones, «para que nuestros barrios mejoren». 

Asimismo, uno de los objetivos que se persigue es intentar que todas las asociaciones vecinales de Badajoz vuelvan a estar unidas en un único ente, pues ahora están divididas entre la Federación de Asociaciones de Vecinos (Fave) y la Agrupación Vecinal Ibn Marwan. «Nos da igual el nombre, pero es necesario que todas nos unamos y sumemos y eso forma parte de este proyecto, porque juntos hacemos ciudad», defendió Solana.

Otro de los retos será impulsar el desarrollo del Reglamento de Participación Ciudadana, aprobado hace un año, pues hasta la fecha solo está sobre el papel y «no vemos voluntad de ponerlo en marcha», lamentó. 

Además, otra de las asignaturas pendientes del asociacionismo vecinal es atraer a jóvenes a estos colectivos, para «rejuvenecer» las juntas directivas y asegurar el relevo generacional.

Los promotores de esta campaña han solicitado una reunión con el alcalde, Ignacio Gragera, para explicarle de primera mano cuál es su proyecto, con el que quieren contribuir a hacer ciudad desde las barriadas. «Este tiempo no es solo de políticos, es también de la sociedad civil comprometida, seria y honesta que quiere participar y reivindicamos ese derecho».