hoy se cumple una semana desde que se le perdió la pista en Badajoz

El juez decreta el secreto de sumario sobre la desaparición de Pablo Sierra

La Policía Nacional no puede confirmar ni desmentir que el teléfono móvil del joven de Zorita estuviese manchado de sangre ni que haya sido víctima de una agresión

Uno de los carteles con la foto de Pablo Sierra colgado en el centro de Badajoz.

Uno de los carteles con la foto de Pablo Sierra colgado en el centro de Badajoz. / ANDRÉS RODRÍGUEZ

El Juzgado de Instrucción número 3 de Badajoz ha decretado el secreto de sumario sobre la desaparición de Pablo Sierra, el joven de 21 años de Zorita del que no se sabe nada desde hace una semana. Fuentes de la comisaría pacense de la Policía Nacional señalan que es probable que no se levante hasta que se resuelva el caso y que la intención es no generar alarma social entre los ciudadanos y evitar que las filtraciones interfieran en la investigación: «Eso es lo más importante», han añadido.

Así, no pueden confirmar ni desmentir que el teléfono móvil de Pablo estuviera manchado de sangre, así como tampoco que haya sido víctima de una agresión, que el último lugar donde se le vio fue la calle Arco Agüero y no Zurbarán, como trascendió al principio, o que cogiese un taxi en vez de un autobús urbano, como también se creía en un primer momento.

De hecho, ni siquiera pueden afirmar que el dispositivo que llevó a cabo las batidas este fin de semana se mantiene en prealerta para reanudarse cuando lo necesiten, aunque esa fuese la información que trasladaron a los medios cuando las búsquedas se suspendieron el lunes: «No podemos entrar en ninguna particularidad de las indagaciones».

La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, se ha pronunciado esta mañana en los mismos términos tras el acto de la festividad de la Virgen de Loreto, patrona del Ejército del Aire, que ha tenido lugar en la base de Talavera la Real: «No puedo dar detalles porque es un secreto de sumario que además debe de ser así porque es la manera que garantiza que la investigación se haga de forma tranquila y que se consigan resultados lo antes posible».

No obstante, sí que ha informado de que todas las líneas de investigación están abiertas y ha asegurado que se están estudiando exhaustivamente todas las pruebas y cualquier indicio que pudiera dar pistas sobre el paradero de Pablo: «Ha habido testigos que han dicho que lo habían visto en distintos sitios y se han analizado las cámaras de autobuses, de tráfico, las ubicaciones de otros móviles... Es decir, se está trabajando con todos los elementos que se tienen a disposición de las fuerzas de seguridad para poder descubrir dónde está» En ese sentido, ha manifestado que la Policía Nacional trabaja «intensamente» en el caso poniendo a su disposición todos los medios necesarios.