SANIDAD

El Hospital Quirónsalud Clideba, especialista en partos humanizados y seguros

La doctora Ana Carrascal, jefa del Servicio de Ginecología y Obstetricia, destaca la apuesta por un proceso de parto lo más natural posible donde se garantice la máxima seguridad y respeto tanto para la mujer como para su bebe

La doctora Ana Carrascal, jefa del servicio de Ginecología Obstetricia de Quirónsalud Clideba.

La doctora Ana Carrascal, jefa del servicio de Ginecología Obstetricia de Quirónsalud Clideba. / EL PERIÓDICO

Redacción

Parece que vuelve a estar de moda entre las futuras mamás el hecho de poder elegir la forma más adecuada y segura a la hora de parir. No en vano se trata de la fase final más importante en el embarazo de una mujer. Pero ¿a qué nos estamos refiriendo exactamente cuando hablamos de partos humanizados y seguros? 

Cuando reflexionamos sobre los partos humanizados y seguros no debemos olvidar que el objetivo es precisamente que el momento del parto sea un espacio familiar donde la mujer y su producto de la concepción sean los protagonistas, donde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible. Y esto es que la mujer debe ser protagonista de su parto, tomar decisiones sobre su cuerpo, incluyendo cuándo, con quién, cómo y dónde parir. 

En este sentido, el Hospital Quirónsalud Clideba se ha convertido en un Centro especialista en partos humanizados y seguros. Así lo asegura la jefa del Servicio de Ginecología y Obstetricia, Ana Carrascal, quién destaca la apuesta de los profesionales sanitarios por llevar a cabo un proceso de parto lo más natural posible donde “garanticemos la máxima seguridad y respeto tanto para la mujer como para su bebe con una atención de calidad, basada en la evidencia científica, apoyados por los mejores profesionales y las tecnologías más avanzadas”, explica.  

La doctora Ana Carrascal, jefa del servicio de Ginecología Obstetricia de Quirónsalud Clideba, realiza una ecografía.

La doctora Ana Carrascal, jefa del servicio de Ginecología Obstetricia de Quirónsalud Clideba, realiza una ecografía. / EL PERIÓDICO

Y ¿cómo lo hacen?

Quirónsalud Clideba dispone para ello de servicios de primer nivel que acompañan en todo el proceso a las mujeres con deseos gestantes y a las propias gestantes. 

El Servicio de Ginecología y Obstetricia presta una atención de urgencias las veinticuatro horas al día, trescientos sesenta y cinco días al año. Está formado por un grupo de profesionales de prestigio que trabajan de forma coordinada, cuyo objetivo principal es la salud y el bienestar de la mujer, la familia y su bebé. Para ello colabora con el resto de las unidades de manera completa con un objetivo por encima del resto: llevar a cabo partos humanizados. 

El equipo cuenta con la colaboración de matronas especializadas para ofrecer una atención personalizada y exclusiva durante todo el proceso del parto. Ellas establecen una relación de complicidad y confianza con la futura familia creando una comunicación continua desde el inicio del embarazo, resolviendo cualquier duda que les pueda surgir, además de acompañarla en todo el proceso de dilatación, parto y puerperio.  

Para ello se han diseñado unas sesiones, que intentará disminuir posibles miedos y aumentar la autoestima para afrontar este hermoso reto trabajando todos los aspectos físicos y psicológicos fundamentales para este crucial momento.  

Por otro lado, la Unidad de Atención al Parto, cuenta con una Unidad de Cuidados Intermedios Neonatales de puertas abiertas, lo que permite a los padres estar en constante contacto con su hijo y favorecer que los progenitores se impliquen en sus cuidados desde un primer momento y que el paso por la Unidad de Neonatos sea el más humanizado y familiar posible. 

El propósito de esta Unidad es naturalizar y humanizar el momento de dar a luz, así como la atención neonatal precoz, intentando hacer muy partícipes tanto a la pareja como por supuesto a la madre y evitar cualquier intervencionismo innecesario dentro de las medidas de seguridad adecuadas.  

Los beneficios de la Unidad de Neonatología de puertas abiertas son innumerables y algunos tan importantes como una mayor estabilidad en las constantes vitales y un mejor desarrollo cerebral. Está demostrado que la implicación de los padres en los cuidados de su hijo recién nacido disminuye la duración de su estancia hospitalaria, mejora el bienestar de paciente y mejora las tasas de lactancia materna. 

Además, desde el Instituto Extremeño de Reproducción Asistida se ofrecen servicios de atención para aquellas las mujeres que requieran un estudio y/o un tratamiento de fertilidad, la Unidad de Diagnóstico Prenatal para el seguimiento del embarazo con ecógrafos de alta resolución y la Unidad de Atención al Parto. 

El Servicio de Ginecología y Obstetricia de Clideba presta una atención de urgencias las veinticuatro horas al día

El Servicio de Ginecología y Obstetricia de Clideba presta una atención de urgencias las veinticuatro horas al día / EL PERIÓDICO

Respeto, el valor fundamental

La doctora Ana Carrascal, jefa del servicio de Ginecología Obstetricia de Quirónsalud Clideba, expone los valores prioritarios con los que trabaja el centro. Según Carrascal hay que apostar por lo que se conoce como "parto respetado", ya que el respeto es un valor que "permite al ser humano reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades del prójimo y sus derechos".  

Y es que no se puede perder de vista que un embarazo normal “no es una enfermedad”, sino que se trata de un proceso fisiológico que en la mayoría de las ocasiones ocurre sin incidencias y que cuenta con el apoyo de equipamiento médico de alta tecnología y de un equipo sanitario multidisciplinar. 

En este contexto, uno de los objetivos es “conseguir que durante el proceso del parto se reduzca al mínimo el número de intervenciones médicas a aquellas que sean verdaderamente necesarias para mantener la seguridad de la madre y el feto en el ámbito asistencial que cada situación requiera”

Los conceptos de parto natural, parto mínimamente intervenido, respeto a los tiempos del parto y a los deseos de la mujer y su pareja, así como permitir que el parto ocurra en un ambiente natural no medicalizado no son arcaicos y retrógrados, al contrario, son conceptos de obstetricia moderna. Están basados en evidencia científica y están siendo aplicados con éxito en países desarrollados. 

En este modelo la mujer debería estar acompañada por la persona de su elección. Podrá utilizar su propia ropa o poner música suave y si la seguridad del parto lo permite, tomar alimentos y moverse por la habitación. Podrá adoptar la postura que le sea más cómoda, específicas para la dilatación y el parto. 

Además, para el alivio del dolor con el oportuno asesoramiento profesional, se puede elegir entre diversas opciones tanto farmacológicas, así como otras alternativas (pelotas de esferodinamia, duchas de agua templada).  

En definitiva, tener un parto humanizado significa que la mujer tenga la oportunidad de seguir su propio pulso de parto evitando todo tipo de intervenciones innecesarias, así como a decidir la forma de controlar el dolor durante el parto. Y en Quirónsalud Clideba apuestan por ello, por la necesidad de minimizar las intervenciones médicas y tecnológicas innecesarias para atender el parto, el nacimiento y el puerperio. La no separación innecesaria del bebé y su madre, promoviendo el apoyo a la lactancia materna.  

En este enlace podrás consultar toda la información relativa al embarazo y la maternidad, y los partos seguros con un equipo de profesionales liderado por la coordinadora la doctora Ana Carrascal. 

Estamos aquí:

Síguenos en Facebook / Síguenos en Twitter / Síguenos en Instagram / Siguenos en Youtube / Síguenos en Linkedin

Sigue el canal de salud de Quironsalud en este enlace

Más información en este enlace y en el vídeo