cuenta atrás para que vuelva a funcionar

El nuevo Lusiberia de Badajoz tiene previsto abrir al público el 4 de junio

El parque acuático arrancará este verano solo con las piscinas y los toboganes

Imagen de archivo del estado que presentan algunos toboganes de Lusiberia.

Imagen de archivo del estado que presentan algunos toboganes de Lusiberia. / SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

Efe / Redacción

Los nuevos propietarios de Lusiberia tienen previsto abrir al público el próximo sábado 4 de junio. Un concierto del grupo Bombay, esa misma mañana, marcará la apertura de una nueva etapa para el parque. Decisión tomada después de que el Ayuntamiento de Badajoz les adjudicase la gestión del parque en el último pleno, paso decisivo que faltaba al tratarse de una subrogación de una concesión administrativa.

El proyecto, que contará con medio centenar de empleados, arrancará inicialmente este verano con el parque acuático, piscinas y toboganes, por lo que serán infraestructuras similares a la de años anteriores, aunque «con algunas actividades nuevas, por ejemplo con eventos acuáticos y monitores de ocio y tiempo libre», apunta Paco Vicente, gerente de Salones Murano, empresa que gestionará el parque junto con el Grupo Río, Pepe Carballo hijo y Enmusa.

El horario será de 12.00 a 21.00 horas, las tarifas ya están en su página web y la taquilla online ya está funcionando.

De cara al año que viene se prevé abrir una zona de restauración, espacios de ocio y entretenimiento para los más pequeños, así como nuevas atracciones. No obstante, el proyecto incluye este ejercicio la apertura de una discoteca de verano (en un recinto anexo pero aparte a las instalaciones de ocio), que ya abrió el año pasado a través de otra concesión y que este 2022 contará «también con diversos cambios».

Vicente reconoce el escaso tiempo con el que cuentan para tener todo listo para la apertura estival, para lo que se trabaja «a contrarreloj», de ahí que el proyecto de zona de restauración se aplace para el próximo ejercicio.

Como ya informó este diario, los dueños quieren explotar al máximo las posibilidades que ofrecen estas instalaciones, que cuenta con rocódromo, pista de karts, laberinto, zona para castillos hinchables e incluso una discoteca de verano. También se plantean promover eventos de hostelería y llevar a la realidad otros proyectos que ahora están en el aire como, por ejemplo, la creación de una nueva piscina u otras actividades orientadas siempre al ocio y, concretamente, a la parcela familiar.