COINCIDIENDO CON LA MESA DE NEGOCIACIÓN A LA QUE SE LLEVA EL ACUERDO ENTRE EL EQUIPO DE GOBIERNO Y ASPOLOBBA

Los funcionarios del Ayuntamiento de Badajoz se rebelan por la subida a la policía local y convocan una protesta

Exigen que el aumento salarial sea para todos los empleados públicos. Llaman a concentrarse este miércoles a las puertas de Recursos Humanos. CSIF y UGT respaldan la movilización

Fachada del Ayuntamiento de Badajoz.

Fachada del Ayuntamiento de Badajoz. / Andrés Rodríguez

Belén Castaño Chaparro

Belén Castaño Chaparro

«Descontentos, indignados y ninguneados». Así se han sentido muchos funcionarios del Ayuntamiento de Badajoz al conocer, como este lunes adelantó este diario, que la equiparación salarial de la Policía Local costará a las arcas municipales 2 millones de euros al año y que el incremento en la nómina de cada agente será de 6.314 euros en 2024. 

El malestar se ha traducido en una cadena de mensajes a través de Whatsaap en los que se convoca a una protesta, para este miércoles a las 10.30 horas, a las puertas de la Concejalía de Recursos Humanos, en la plaza de la Soledad, donde media hora después están previstas las mesas de funcionarios y la general de negociación a las que se llevará el acuerdo alcanzado por el ayuntamiento y el sindicato Aspolobba. 

Según varias fuentes, la convocatoria ha sido impulsada por jefes de servicio del ayuntamiento, pero se ha extendido al conjunto de empleados públicos y el objetivo es exigir que «la subida salarial sea, no solo para la policía, sino para todos los trabajadores municipales».

Los sindicatos CSIF y UGT ya han mostrado su respaldo a esta acto de protesta, que consideran «justa». Julio Palomo, delegado de CSIF en el ayuntamiento, ha tildado el acuerdo con la policía local de «alegal y discriminatorio» y ha anunciado su impugnación. Asimismo ha criticado «la falta de transparencia» del equipo de gobierno y denunció que el pacto no tiene sostén económico, por lo que temió que otros servicios queden en «precario» para poder pagar a la policía. «Eso es inadmisible», ha dicho. Además, ha recordado que Aspolobba no tiene representación en la mesa general de negociación, donde se debe debatir cualquier cuestión en materia de retribuciones. 

En cuanto al principio de acuerdo alcanzado por CSIF y el ayuntamiento hace unos días para las mejoras retributivas de los empleados municipales, Palomo ha reconocido que «ha reventado», porque se les ha «ocultado información». «Hay policías que van a cobrar más que un jefe de servicio, cuando gran parte de los funcionarios son mileuristas», ha reprochado.

 UGT se pronunció en la misma línea. «Han subido el sueldo a la gente que más gana», ha afirmado Héctor García, secretario general de la sección sindical de UGT en el ayuntamiento, quien ha asegurado que no están en contra de la equiparación salarial, «pero no puede ser que todo el dinero vaya a un único colectivo». García ha mostrado su satisfacción por la movilización de los funcionarios «que han sido ninguneados históricamente» y ha criticado al equipo de gobierno por negociar «a espaldas» del resto de los sindicatos. «No se pueden hacer tantas cosas mal en tan poco tiempo», ha lamentado. 

USO se ha desmarcado de la protesta convocada por los funcionarios y ha emplazado a este miércoles para, una vez acabe la mesa general de negociación, trasladar su postura a la opinión pública. Este diario ha tratado de contactar con CCOO para conocer su opinión, pero no ha sido posible.