Este sábado, con dos funciones

'Peter el musical' sobrevuela el teatro López de Ayala de Badajoz

Una de las escenas del musical sobre Peter Pan.

Una de las escenas del musical sobre Peter Pan. / TEATRO LÓPEZ DE AYALA

REDACCIÓN

'Peter el musical’ llega este sábado 23 de septiembre con dos funciones (17.00 y 20.30 horas) al teatro López de Ayala de Badajoz. Se trata de un montaje con formato Broadway, un espectáculo pensado para un público familiar, dirigido por Tomás Padilla y protagonizado y dirigido en su parte artística por Silvia Villaú. Tiene un precio único de 45 euros y la duración es de 130 minutos con descanso incluido.

‘Peter el musical’ es una superproducción de Theatre Properties, Atresmedia y Grupo Eventix con más de 20 artistas en escena con la última tecnología teatral en luces, sonido, escenografía y vuelos para recrear la magia de esta historia legendaria. Desde la recreación de una casa londinense de ensueño donde Wendy, John y Michael conocen por primera vez a Peter, hasta el prestigioso Jolly Roger, el barco pirata del temido Capitán Garfio con toda su tripulación a bordo, con los mejores acróbatas y unos bailarines espectaculares.

El capitán Garfio.

El capitán Garfio. / S. GARCÍA

‘Peter el musical’ se sumerge en el País de Nunca Jamás y revive las aventuras con todos sus personajes. La historia comienza en una fría noche de Londres, mientras Wendy Darling adormece a sus hermanos menores con cuentos de espadas, bravuconadas y el Capitán Garfio, el pirata legendario que no teme a nada excepto al tic tac del reloj. Pero un reloj hace tic tac por Wendy también. Su padre ha decidido que ha llegado el momento de crecer. Después de esa noche, no habrá más historias.

Desconocido para los Darling, Peter adora también las historias de Wendy y viaja una gran distancia para escucharlas. Su aparición esa noche en la habitación, junto con un hada pequeña y celosa llamada Campanilla, supone el inicio de una gran y terrible aventura para Wendy y sus hermanos. Siguiéndolo a través de la ventana como si fueran una pequeña bandada de pájaros, los niños sobrevuelan los tejados iluminados de Londres, a través de una galaxia de planetas y estrellas radiantes, hacia el mundo mágico del País de Nunca Jamás, donde comenzarán una increíble vida nueva.