En los 160 municipios de la provincia de Badajoz adheridos

Promedio sube las tasas de agua y recogida de basura hasta un 50%

Los alcaldes del PP se oponen y defienden que la diputación tiene capacidad para asumir el incremento de costes

Gallardo: "Nosotros no queremos ganar un céntimo, pero tampoco perderlo"

Reunión de la junta general de Promedio, ayer en Badajoz.

Reunión de la junta general de Promedio, ayer en Badajoz. / DIPUTACIÓN DE BADAJOZ

Ascensión Martínez Romasanta

Ascensión Martínez Romasanta

Los vecinos de los municipios adheridos a Promedio para que se encargue del abastecimiento del agua potable, la depuración de las aguas residuales y la recogida de basura, van a tener que pagar el próximo año más por estos servicios, hasta un 50% de incremento en las tasas. También los ayuntamientos abonarán hasta un 50% más por las prestaciones que atiende este consorcio dependiente de la Diputación de Badajoz.

Ayer se reunió la junta general de este consocio, formada por todos los ayuntamientos, mancomunidades y entidades locales menores consorciados. Son 160 en la provincia. Todos salvo Badajoz, Mérida, Almendralejo, Cabeza del Buey y Olivenza. Están el 97% de los municipios. La junta general de Promedio aprobó la actualización de las cuotas de participación. Previamente, el pasado 26 de octubre, el consejo de administración (formado por los grupos socialista y popular) aprobó las tasas, con la abstención del PP.

Hay que distinguir los servicios que Promedio presta por los que emite los recibos directamente a los vecinos (son tres tasas: abastecimiento, depuración de agua y recogida de basura), y los que cobra a los ayuntamientos, que se liquidan por cuotas. El incremento de las cuotas se aprobó ayer con los votos a favor de los ayuntamientos del PSOE, 21 votos en contra (incluidos los del PP) y 2 abstenciones.

Hay municipios en los que Promedio solo se encarga de la depuración, en otros del abastecimiento y en algunos, de ambos. Lo que tienen que saber los ciudadanos es que con la subida propuesta (aún la tiene que aprobar el pleno de la diputación), en la tasa por abastecimiento, la cuota fija de la tarifa doméstica y del extrarradio sube un 25% y la variable (según el consumo) entre el 25% y el 40%. La depuración de agua se incrementa un 9,4%, tanto en la cuota fija como la variable (el IPC interanual), mientras que las tarifas por recogida de residuos sólidos urbanos suben un 50% en todas las categorías, desde viviendas a naves y locales comerciales e industriales.

En cuanto a los servicios que directamente pagan los ayuntamientos a Promedio, el incremento de las cuotas de participación varía entre el 3,5% y el 50%. Estos servicios son recogida de enseres, desatasco de redes de saneamiento (antes, por habitantes y ahora una parte será fija, de 333,49 euros), la recogida de los contenedores azul y amarillo (hay municipios que la tienen aparte), la inspección de tuberías, la recogida de escombros y obras menores (con 74 municipios adheridos) y el control de plagas.

Reacción del PP

Estos acuerdos han provocado la reacción de los alcaldes del PP que ayer, a través de un comunicado, manifestaron su rechazo a una subida que repercute en los ayuntamientos y en las familias. En el PP no comparten el incremento de precios de los servicios que presta Promedio, un consorcio dependiente de «una administración saneada, con recursos propios suficientes y un amplio superávit como es la diputación», que puede «afrontar cualquier coste extra».

El presidente de la diputación, Miguel Ángel Gallardo, estuvo en la junta general y, al terminar, en declaraciones a este diario, señaló que Promedio es una entidad «en la que se entra libremente y se puede salir libremente» por lo que, si algún ayuntamiento considera que es más barato prestar estos servicios fuera de Promedio «tiene las puertas abiertas de la misma manera que las tenía cuando entró». Pero Gallardo cree que ningún municipio se va a salir porque significaría «no poder dar servicios de calidad».

Por la subida de costes

Según explicó, el incremento de las tasas se justifica en que han subido los combustibles, la energía, los salarios «y no se han actualizado los precios», por lo que hay empresas que han trasladado a la diputación que ya no quieren seguir con el servicio. No pueden dejarlo porque es básico y por lo tanto obligatorio. «Yo no estoy aquí para arruinar a las empresas», defendió. Pero aduce como algo «claro y lógico» que los servicios básicos «lo tenemos que pagar los ciudadanos». A este incremento de costes se suma que ha subido de 10 a 30 euros la tonelada en Gespesa por la nueva normativa europea que entró en vigor en 2022 que establece el quinto contenedor (marrón) y la obligación de reciclar residuos orgánicos de forma separada. «Nosotros no queremos ganar un céntimo, pero tampoco perderlo, porque euro que tenga que poner la diputación será un euro que perderían los ayuntamientos», razonó, al tiempo que insistió en que «no es sostenible que un servicio valga más y se pague menos, eso es imposible».

Para que suponga un menor gravamen de los vecinos, se ha decidido que el pago de la tasa de basura, en lugar de trimestral sea bimensual, de manera que la tarifa será la misma que hasta ahora, pero con un recibo más. La tasa de abastecimiento seguirá siendo trimestral, porque depende del consumo y la depuración, según quién lleve este servicio en cada municipio, pues algunos la emiten cada dos meses y otros, cada tres. 

El contrato de adhesión de cada ayuntamiento con Promedio es de 12 años.