EL DECANO DENUNCIA LOS HECHOS ANTE LA POLICÍA NACIONAL

El Colegio de Abogados de Badajoz sufre un acto vandálico: destrozan a golpes el cristal de una de sus puertas

No hay signos de que hayan accedido al interior del edificio y lo más probable es que utilizaran las vallas de las obras de la calle Zurbarán para causar los destrozos

El cristal de la puerta del Colegio de Abogados destrozado y las vallas de obra tiradas en el suelo.

El cristal de la puerta del Colegio de Abogados destrozado y las vallas de obra tiradas en el suelo. / B. C.

Belén Castaño Chaparro

Belén Castaño Chaparro

Completamente destrozado a golpes. Así ha aparecido este sábado un cristal de una de las puertas del Colegio Oficial de Abogados de Badajoz, la situada es la esquina de la calle Zurbarán con Martín Cansado.

Los vándalos han actuado por la noche y un abogado que pasaba por la zona esta mañana es quien se ha percatado y ha dado el aviso. En principio, no hay signos de que hayan accedido al interior del edificio y se sospecha que para reventar el cristal de seguridad de la puerta han utilizado las vallas de las obras de la plataforma única que se están llevando a cabo de la calle Zurbarán. Varias han amanecido tiradas en el suelo y dentro del colegio no se han encontrado ni piedras ni otros objetos que pudieran haber lanzado.

La Policía Nacional se ha desplazado hasta el edificio para inspeccionarlo y el decano del Colegio de Abogados, Ildefonso Seller, va a interponer esta misma mañana una denuncia por daños en la comisaría. Confía en que alguna cámara de seguridad de la zona haya podido grabar al autor o autores del acto vandálico y puedan ser identificados.

El cristal ha sido golpeado a conciencia. Es de seguridad y ha quedado completamente reventado y vencido de la mitad de la puerta hacia abajo. La fuerza de los impactos ha hecho que salte también el junquillo.

El cristal, de seguridad, ha quedado reventado y vencido por la fuerza de los impactos.

El cristal, de seguridad, ha quedado reventado y vencido por la fuerza de los impactos. / B. C.

Desde el Colegio de Abogados ya se ha dado aviso al seguro para que asegure la puerta y repare el cristal.

No es la primera vez que el edificio es objeto de los vándalos. En algún Carnaval se han producido daños en los accesos de la puerta que da a los soportales de la calle Martín Cansado, pero nunca habían sido desperfectos de esta envergadura.