Sin trabajar más horas

USO, CCOO y UGT proponen una subida mensual de entre 150 y 325 euros para "todos" los trabajadores del Ayuntamiento de Badajoz

El incremento costaría 3 millones anuales, la misma cuantía que pretende el equipo de gobierno y que deja fuera a colectivos municipales

Incluye a la Policía Local y los bomberos, para los que piden además una negociación particular para cubrir el déficit de personal

Protesta de trabajadores municipales del pasado 28 de mayo.

Protesta de trabajadores municipales del pasado 28 de mayo. / S. GARCÍA

Ascensión Martínez Romasanta

Ascensión Martínez Romasanta

Los sindicatos USO, CCOO y UGT no se rinden y siguen abiertos a negociar la subida salarial de los trabajadores del Ayuntamiento de Badajoz, aunque el equipo de gobierno ya ha alcanzado un acuerdo con CSIF, que es la central con representación mayoritaria, y Aspolobba, que representa a policías locales y bomberos.

Los tres sindicatos, que el pasado 28 de mayo convocaron a los empleados municipales a una concentración de protesta para reclamar "transparencia" y una subida "justa", han presentado una propuesta conjunta de la que se beneficien "todos" los trabajadores, que supondría un incremento mensual en sus sueldos entre 150 euros para el grupo denominado Otras Agrupaciones Profesionales (AP, el más bajo entre las categorías profesionales), hasta los 325 que cobrarían los jefes de servicio y habilitados nacionales (como el secretario general, por ejemplo). En esta horquilla entrarían los 1.189 empleados municipales, con distintas cuantías. Así, un jefe de negociado percibiría 230 euros más al mes y 300 un jefe de sección. Por su parte, la propuesta del equipo de gobierno oscila entre 120 euros más que cobraría un auxiliar administrativo hasta 400 para los jefes de servicio.

La cuantía global sería la misma de la que tiene dispuesta el equipo de gobierno: 3 millones de euros, con la diferencia de que esta última deja fuera a trabajadores del ayuntamiento, como los de la Fundación Municipal de Deportes (FMD) o los músicos de la banda municipal, entre otros. Además, la subida que el equipo de gobierno pretende aprobar lleva aparejada más horas de trabajo por las tardes, mientras que la de estos tres sindicatos no conlleva ampliar la jornada, sino que se justifica en que da cobertura a una "reivindicación histórica" para que se abonen los trabajos que se llevan desempeñando con "numerosas funciones no remuneradas".

Según estos tres sindicatos, la Administración "ha hecho caso omiso" a la propuesta que entregaron a la Concejalía de Recursos Humanos para su estudio y valoración y que han elaborado "con el objetivo de una subida salarial justa y equitativa para todos y cada uno de los trabajadores de este ayuntamiento", sin aumentar la jornada laboral, a causa de la pérdida de poder adquisitivo sufrido estos últimos años.

Protesta

USO, CCOO y UGT se sienten respaldados por los trabajadores que acudieron a la protesta que convocaron ante la concejalía, en la plaza de la Soledad, el pasado 28 de mayo. "No vamos a permitir que siga habiendo agravios comparativos entre trabajadores dentro de la misma Administración, incluso dentro de un mismo servicio de este ayuntamiento", aseguran, a través de un comunicado.

Su primera y más importante reivindicación es alcanzar un compromiso para elaborar un nuevo catálogo de puestos de trabajo, con la creación de mesas técnicas y un acuerdo de calendario. Este nuevo catálogo pretenden que recoja las funciones reales de cada puesto de manera pormenorizada y las retribuciones ajustadas. Según estos sindicatos, la realidad municipal actual es que existen "innumerables puestos de trabajo que desarrollan funciones que no están siendo remuneradas y que la mayor parte de empleados siguen realizando por responsabilidad propia y hacia sus compañeros y por el incuestionable compromiso con nuestra ciudad". Además, piden equiparar las retribuciones a las categorías profesionales que tienen otros municipios similares.

Pero reconocen que un nuevo catálogo de puestos de trabajo no será inmediato, pues requiere un estudio exhaustivo. Por lo que proponen una modificación puntual de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) ajustada a un total de 3 millones de euros, con la incorporación del factor de especial dificultad técnica, que supondría un incremento según el grupo y la categoría profesional. Debido a la dificultad que supondría "ahora mismo" la retribución por puesto de este concepto dentro del complemento específico, estos sindicatos proponen a su vez una subida "puntual" por cantidad aplicada a grupos y, una vez finalizada la nueva RPT, este concepto se ajuste al importe final y real.

La propuesta incluye a "todos" los trabajadores, incluidos la Policía Local y los bomberos. Pero las tres centrales son conscientes de que estos colectivos tienen horarios y condiciones de trabajo distintas, por lo que consideran de "imperiosa necesidad" abordar otra propuesta particular para estos servicios a fin de cubrir su déficit de personal.