Jóvenes Valores | Emilio Madrid Mérida Seminarista en el colegio Diocesano San Atón

«Me gustaría ser sacerdote.Todos estamos llamados a algo»

Emilio Madrid Mérida tiene 16 años y está terminando cuarto de la ESO en el seminario menor del colegio Diocesano San Atón de Badajoz. Si bien todavía le queda recorrido para empezar la universidad, su alternativa cree que la tiene clara: quiere ser sacerdote

«Me gustaría ser sacerdote.Todos estamos llamados a algo»

Celia Rojas

Claudia Goyeneche

Claudia Goyeneche

  • ¿Qué significa tener vocación?

Para mí la vocación es una llamada que te hace Dios. Todos estamos llamados a algo, ya sea al matrimonio u otras cosas. 

  • ¿Cuándo recibió esa llamada?

A mí desde muy pequeño me gustaba el tema de los sacerdotes. Yo hacía mis misas y me encantaba estar con el cura. Hace poco me invitaron a venir al colegio Diocesano San Atón y conocí el seminario. Me quedé para probar.

  • ¿Cómo está siendo su experiencia? ¿La decisión de ser sacerdote es firme?

Me está encantando por la comunidad que hay en el colegio. Ahora estoy en el seminario menor, aquí voy introduciéndome un poco. Luego ya en el seminario mayor, al que me tendría que desplazar a Salamanca después de bachillerato, ya habría que planteárselo más en serio. Pero por ahora voy encaminado a esa vocación. 

  • ¿De dónde nace su vocación? ¿Persigue algún valor en específico?

La entrega a los demás. De pequeño tuve el ejemplo de un sacerdote que era muy entregado e iba a los hospitales a ver a los enfermos y eso me encantaba. 

  • ¿Tiene algún referente o alguna persona que le haya influenciado a seguir el camino de seminarista?

Sí, el sacerdote que te comentaba y el director espiritual del colegio Diocesano San Atón, don David. Yo antes era menos activo en la iglesia, ya que tuve un parón. Don David me movió e invitó a venir y es ahora mi ejemplo.

  • ¿Su familia es religiosa? ¿Cómo acogen su decisión de ser sacerdote?

Mi familia por parte de madre sí es religiosa, la paterna no tanto. He tenido mucha suerte, ya que me apoyan mucho. 

  • ¿Le gustaría ser misionero?

Me gustaría mucho hacer misiones en países necesitados, me llama la atención. También me encantaría, sobre todo, hacer misiones castrenses con el Ejército. 

  • Actualmente, ¿en qué contexto se encuentra la religión católica en los jóvenes?

Mi perspectiva, viviendo en el seminario, es muy diferente a la que tendría si viviese fuera. Somos seis en el seminario menor y mayor y es verdad que en el colegio vemos la realidad de alumnos de todas las clases. Con la pastoral que llevamos a cabo vemos como los adolescentes se introducen cada vez más en la religión. Mi entorno son personas a los que les gusta la fe, cada vez hay más jóvenes que creen en Dios.

  • Sois seis en el centro, muy pocos. ¿Crees que se hace lo necesario para fomentar la llegada de nuevos alumnos?

Creo que los sacerdotes podrían promocionar más el seminario y animar a los niños a que vengan a conocernos. 

  • ¿Cómo es tener una vida consagrada?

Es una entrega. Son muchas cosas las que uno tiene que quitarse del medio, pero a mí me parece muy bonito.

  • ¿Llevaría a cabo su actividad como sacerdote en Badajoz?

Yo me siento cómodo en Badajoz. Un sacerdote no tiene mucho tiempo libre, estás todo el día dedicado a su parroquia. Me gustaría estar en la parroquia de don David, la de Las Vaguadas.

  • ¿Ha pensado ya en sus votos?

Sí. Los votos de pobreza, castidad y obediencia los estoy trabajando. Sobre todo el último. Ya no solo cuando sea sacerdote, ahora tengo que ser obediente con mi formador. Si uno va viendo lo que le cuesta, hay que trabajarlo y reflexionar para mejorar.

  • ¿Cómo será el Emilio sacerdote?

Me veo todas las tardes acudiendo a mi parroquia, aunque me da un poco de miedo lo de llevarla solo. De aquí para allá con mis misas y catequesis. Yendo a visitar a los ancianos, algo que me encanta. Me da vértigo, pero me veo muy feliz.

El test pacense

  • Palabra que mejor describe a Badajoz: Historia.
  • Un consejo para los visitantes: Venir en primavera.
  • Lugar favorito de la ciudad: La Alcazaba.
  • La comida que siempre le recuerda a Badajoz: Las migas.
  • Un aspecto de Badajoz que le haga sentir orgulloso: La Alcazaba y el puente de Palmas.
  • Actividad favorita para hacer en Badajoz: Recorrer la Alcazaba.
  • Momento más memorable vivido en Badajoz: El décimo aniversario de la coronación de la Virgen de la Soledad.