Piscinas abiertas hasta el 8 de septiembre

Cientos de personas desafían a las temperaturas para darse el primer chapuzón en Badajoz

Muchos usuarios deseaban que llegara este momento para disfrutar de la temporada estival

Jonás Herrera

Jonás Herrera

Los escasos 22 grados de temperatura no fueron excusa para que cientos de personas aprovecharan el primer día de baño de esta temporada estival. Desde las 11.00 horas, momento en que se abrían las puertas de las dos piscinas municipales, la de La Granadilla y la del barrio de San Roque, más de una veintena de personas esperaban impacientes para disfrutar del primer baño.

14 años como usuario

Francisco Donoso y su amigo Manuel Hernández eran los primeros en acceder, "hemos quedado a las 9.45 horas para desayunar y venirnos para acá", reconocía Donoso. Su acompañante es uno de los veteranos en disfrutar de estas instalaciones: "Hoy hace 14 años que vengo a La Granadilla, hoy se abría y tenía que estar, nos gusta mucho venir", aseguraba Hernández.

Este pacense tiene 74 años y es uno más de la familia de este recinto, "el año pasado le pusieron una placa en la sombrilla que siempre ocupa Manuel", contaba Jaime Ripollet, uno de los socorristas mientras señalaba el cartel honorífico.

Manuel Hernández bajo la sombrilla con su placa honorífica.

Manuel Hernández bajo la sombrilla con su placa honorífica. / Andrés Rodríguez

Hernández pasa todo el día en la piscina, llega a primera hora y a las 18.00 horas se marcha hasta el día siguiente. "Lo que más me gusta es la tranquilidad y el buen personal que nos juntamos aquí", detalla. Por contra, su amigo solo permanece una hora: "Vengo a hacer deporte, a eso de las 12.00, cuando empieza a venir más gente, me voy yendo", explicaba Donoso.

Disfrutando del primer día

La que no tenía nada de experiencia en este espacio era Ana Cancho, esta pacense de 51 años disfrutaba por primera vez de la piscina de La Granadilla: "Está siendo una experiencia muy agradable, da la sensación de mucha organización y de tener todo controlado para que se disfrute mucho", explicaba.

Concha, amiga de Ana, ha sido quién la ha animado a experimentar en estas instalaciones, "vengo desde hace unos siete años asiduamente". Ambas han disfrutado de la primera mitad de la jornada con un fin: "Tomar el sol y coger un poco de color", revelaban. Las dos coincidían en que todo estaba muy cuidado, "la calidad del agua es buenísima", decía Concha, que apuntaba que "el césped necesita mejorar un poco".

El joven Daniel Ramos, de 16 años, también lo señalaba: "Te pinchas un poco los pies, pero vamos es lo único, es una piscina tranquila y estábamos impacientes por que abriera". Disfrutaba de los primeros chapuzones junto a sus amigos Ismael Serrano y Juan Manuel González, los tres confesaban que eran asiduos a este espacio de baños y que desde que conocieron la fecha de apertura tenían el plan fijado.

Juan Manuel, Daniel e Ismael se lanzan a la piscina de La Granadilla.

Juan Manuel, Daniel e Ismael se lanzan a la piscina de La Granadilla. / Andrés Rodríguez

"Alerta 100%"

Estos tres amigos eran de los primeros en zambullirse en las frías aguas de La Granadilla, bajo la atenta mirada de los socorristas. Dos de ellos son Míriam González y Jaime Repollet, son dos jóvenes estudiantes, ella estudia medicina en la Universidad de Extremadura y aprovecha el verano para ganar algo de dinero: "Este es mi tercer año como socorrista y para mí supone unos ingresos extra para tener unos ahorros de cara a independizarme", aseveraba González. Por su parte, Repollet hace lo propio, pero para costearse los gastos que le ocasionan la preparación de la oposición, "con lo que gano en verano me pago las academias para acceder a la Guardia Civil", asegura.

Dando vueltas a la piscina olímpica, estos dos socorristas reconocen que su trabajo "no es sencillo". "Trabajas con gente muy diversa y tienes que estar muy pendiente", decía Repollet, "tienes que estar alerta 100%, puede ocurrir algo en cualquier momento y tienes que actuar en milésimas de segundos", añadía González sin quitar ojo a los bañistas.

Piscina de San Roque

También a la piscina municipal del barrio de San Roque se han acercado muchos pacenses para remojarse por primera vez en 2024. Uno de los usuarios era Santiago Fernández, este pacense pasaba la jornada junto a su mujer y pegado a un libro. Fernández aseguraba que "tenía muchas ganas de que abriera la piscina del barrio, aunque el día ha salido fresco".

Santiago Fernández en la piscina de San Roque con un libro en la mano.

Santiago Fernández en la piscina de San Roque con un libro en la mano. / Andrés Rodríguez

Este vecino pasó unas ocho jornadas en este recinto el pasado año, menos de las que le hubieran gustado, pero "es difícil entrar en las instalaciones por la tarde porque el aforo casi siempre está completo", contaba. Por este motivo, aprovechan los primeros días de temporada de baño para evitar ese riesgo.

Durante esta primera jornada los aforos de ambos recintos no han registrado mucha afluencia, pero desde la Fundación Municipal de Deportes, apuntan que estos días más frescos serán de los pocos que no se cuelgue el cartel de lleno.