Fondos europeos

El Banco de Alimentos de Badajoz recibirá este año 420.000 kilos menos que en 2023

El Gobierno decidió que la ayuda que llega de la Unión Europea y que se canaliza a través del Fondo Español de Garantía Agraria se repartiera a través de unas tarjetas monedero

Supone un 30% menos  

Carmen de Lope junto a una de las estanterías vacías del Banco de Alimentos de Badajoz.

Carmen de Lope junto a una de las estanterías vacías del Banco de Alimentos de Badajoz. / Andrés Rodríguez

Jonás Herrera

Jonás Herrera

El Banco de Alimentos de Badajoz repartió 1.402.120 kilos de comida en 2023, de los cuáles más de 420.000 procedían de la ayuda de la Unión Europea a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Hasta el pasado año el Gobierno de España distribuía los alimentos en especie pero el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 modificó este sistema y a partir de 2024, la asistencia europea es administrada a través de tarjetas monedero que podrán ser usadas directamente en superficies comerciales.

¿Cómo funcionan las tarjetas?

Estas tarjetas solo se destinarán a familias con hijos a su cargo en situaciones de pobreza o extrema vulnerabilidad. 

De esta manera, desde el Banco de Alimentos de Badajoz critican que «quedan fuera muchos beneficiarios que antes recibían esta ayuda ya que son mayores de edad», según apunta su gerente, Carmen de Lope. 

«Los asilos, el colegio de la Luz o Plena Inclusión en su mayoría son mayores de edad y no tienen derecho a recibir esta ayuda», puntualiza. 

Con esta decisión del ministerio se pretendía «evitar las colas del hambre», pero la gerente reflexiona: «¿Qué suponen 140 euros al mes para una familia? Van a seguir necesitando ayuda», asegura. 

Esa es la cantidad que percibirán las familias que tengan derecho a dichas tarjetas. Otro de los requisitos para su uso es el lugar en el que poder gastarlo, según de Lope, en Extremadura «sólo se podrían usar en los centros Carrefour, una familia de Herrera del Duque, ¿cuánto gasta en gasolina hasta llegar a ese supermercado?» cuestiona.

«Aluvión de personas»

Según se prevé desde el Banco de Alimentos de la ciudad, «va a llegar un aluvión de personas e instituciones que antes recibían esa ayuda y que ahora tendremos que asumir nosotros con muchos menos medios, vamos a atender a más beneficiarios», vaticina De Lope. 

Esto ya está siendo ocurriendo y asegura que «hay organizaciones como Cáritas parroquial de Almendralejo que ya han solicitado colaboración» a esta fundación pacense para responder a la demanda de alimentos de sus propios usuarios. 

«Con muchos menos medios que el año pasado vamos a atender a más beneficiarios»

Carmen de Lope

— Gerente Banco de Alimentos de Badajoz

Esto genera que las ayudas que antes recibían externas a los FEGA se tengan que aumentar: «Vamos a tener que pedir ayuda a empresas, fundaciones, particulares e instituciones públicas; vamos a necesitar ayuda de todos para que el Banco de Alimentos siga en pie, sino va a ser insostenible», relata esta trabajadora.

Además, el Banco de Alimentos apunta a otro posible problema: la duplicidad de ayudas recibidas. Este nuevo sistema de reparto de asistencia carece de un sistema en el que se compartan los datos de los beneficiarios, por lo que «puede que una persona que vaya a pedir alimentos a Cáritas también reciba la tarjeta monedero».

«Seguiremos ayudando»

Pese a los posibles inconvenientes que se están encontrando durante este ejercicio, desde el Banco de Alimentos se deja clara su postura: «Vamos a seguir dedicándonos a ayudar a los más vulnerables en la medida de nuestras posibilidades».

En estos momentos, esta institución asiste a más de 12.000 personas al mes, lo que supone, por ejemplo, que solo en leche reparten 45.000 litros mensuales, aunque reconoce que ha habido épocas en las que este producto ha escaseado en sus almacenes y han tenido que entregar menos cantidad a cada persona. 

Su filosofía es tratar de programar lo máximo posible pero resulta muy complejo en la mayoría de las ocasiones, según asevera. «Vamos actuando mes a mes, si nos llega una donación grande de leche en lugar de entregar tres litros por persona damos cinco», explica Carmen de Lope. 

Alimentos hasta agosto

Los deseos de la gerente es «que las estanterías estuvieran repletas» pero asegura que la realidad es otra, aunque afirma que han mejorado, «están más llenas que hace unas semanas», asegura. Todo se debe a la recepción de los alimentos recaudados en la operación kilo de primavera: «Todo el mundo ha respondido, empresas, fundaciones y la población, eso ha hecho que tengamos alimentos, al menos, hasta agosto», afirma.

En unos días se realizará la entrega de productos de junio y pocas semanas después la conjunta de julio y agosto. Pese a ello las instalaciones de la institución permanecerán abiertas para atender cualquier urgencia o donación.

«No se asiste en momentos puntuales, el banco está abierto todos los meses del año»

Carmen de Lope

— Gerente Banco de Alimentos de Badajoz

Un banco abierto todo el año

Porque esta trabajadora recuerda que «no solo se asiste en momentos puntuales, el banco está abierto todos los meses y se siguen necesitando muchos alimentos», recalca De Lope.

Ante la merma del 30% de alimentos que procedían de los FEGA hacen un llamamiento para intentar paliarla: «Principalmente se necesita arroz, pasta, legumbres, leche y aceite, la cesta básica» para garantizar esta ayuda tan necesaria para muchas familias pacenses, según asevera De Lope.