Emilio Madrid Mérida tiene 16 años y está terminando cuarto de la ESO en el seminario menor del colegio Diocesano San Atón de Badajoz. Si bien todavía le queda recorrido para empezar la universidad, su alternativa cree que la tiene clara: quiere ser sacerdote.