Avisan al conductor de la velocidad que lleva, pero no sancionan

La Diputación de Badajoz instalará radares pedagógicos en todas las localidades de la provincia

Pone a disposición de los 165 municipios y 15 entidades locales menores estas pantallas, que entrega e instala sin coste alguno para los ayuntamientos

Los alcaldes solo tienen que confirmar dónde quiere ubicarlos

Imagen de archivo de un radar pedagógico.

Imagen de archivo de un radar pedagógico. / S. GARCÍA

Ascensión Martínez Romasanta

Ascensión Martínez Romasanta

La velocidad inadecuada está detrás de uno de cada cinco accidentes mortales que se producen en este país. Para intentar rebajar esta incidencia y apostar por la seguridad vial, la Diputación de Badajoz se ofrece a todos los pueblos de la provincia para instalar un radar pedagógico en cada una de las localidades, en la ubicación que sus alcaldes decidan: bien sea en una travesía, en las proximidades de un colegio, a la entrada de un polígono industrial o en lugares con aglomeración de personas.

Los radares pedagógicos, como su nombre indica, no sancionan el exceso de velocidad, sino que su función es avisar al conductor si sobrepasa el límite e informarle de la velocidad a la que circula.

El Plan Provincial de Radares Pedagógicos está dotado con casi un millón de euros (919.972 euros), que se suma a otros 1,12 millones que la diputación destinó en 2023 a los cruces inteligentes y a instalar una veintena de radares pedagógicos en carreteras de la provincia que son de su titularidad.

Quince días para aceptar

Ahora ofrece 180 radares pedagógicos, para los 165 municipios y 15 entidades locales de la provincia. La próxima semana se publicará en el Boletín Oficial de la Provincia la resolución de la subvención en especie y los ayuntamientos tendrán quince días para confirmar que aceptan la instalación y la ubicación que han decidido.

Para explicar este plan han comparecido este jueves el diputado Abel González, responsable del área de Infraestructura, Movilidad y Ordenación del Territorio, y José Carlos Cobos, director del área. González ha señalado que este plan responde a las peticiones que les han llegado de muchos alcaldes de la provincia, como medida contra el incremento de la siniestralidad. Según ha informado Cobos, se ha demostrado con estudios sobre el efecto de estos radares, que un 25% de los vehículos alertados reducen la velocidad.

Abel González y José Carlos Cobos.

Abel González y José Carlos Cobos. / A. M. R.

Además de informar a quienes van al volante, estos radares no sólo intervendrán en la seguridad vial, sino que captarán datos sobre el número de vehículos que circulan sobre las vías en las que están instalados y la velocidad.

La pretensión es instalarlos a lo largo de este año. Será radares pedagógicos de última tecnología, con doble alimentación, pues estarán conectados a la red eléctrica y también incorporan un kit de energía solar. Además de informar de la velocidad y avisar al conductor, tendrán la capacidad de lanzar mensajes complementarios.