La postura del equipo de gobierno local

"El ayuntamiento tiene la voluntad de que la sede de la UNED permanezca en Badajoz"

La concejala Ana Casañas defiende que deben ajustarse a la ley y buscar el mejor aprovechamiento de las instalaciones "que se les puedan ceder en su momento"

Sede de la UNED en la plaza Alta de Badajoz.

Sede de la UNED en la plaza Alta de Badajoz. / S. GARCÍA

Ascensión Martínez Romasanta

Ascensión Martínez Romasanta

«Por supuesto que este ayuntamiento tiene la voluntad de que la sede de la UNED permanezca en la ciudad». Así de clara se ha manifestado este martes la concejala de Patrimonio, Ana María Casañas, en relación con la polémica surgida con el futuro del aula de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) que funciona en la capital pacense, con sede en la plaza Alta, dependiente del Centro Asociado de Mérida. Casañas reitera la postura que viene defendiendo los últimos días el equipo de gobierno municipal, que el pasado 12 de junio comunicó a la UNED la caducidad del convenio firmado en 2007.

Así, la concejala, además de mostrar el interés de que este aula siga funcionando, añadió que «también está la voluntad y la obligación institucional de cumplir la legalidad vigente y es por ello por lo que hemos tenido que declarar la caducidad del convenio existente, por el exceso del plazo máximo establecido en la ley».

La concejala Ana Casañas.

La concejala Ana Casañas. / S. GARCÍA

Casañas recuerda que en la reunión que mantuvieron con la dirección del centro asociado de Mérida, «declaramos nuestra intención de volver a negociar nuevas propuestas, ya que llevamos años intentando regularizar esta situación». En cuanto a las condiciones de esta negociación, Casañas explica que se determinarán «una vez que nos sentemos y ellos expongan sus condiciones, la actividad presencial que desarrollan y las tutorías que se imparten y determinaremos la mejor forma de cubrirlas».

Hay que recordar que de la convocatoria de este lunes de la Junta Rectora del centro asociado resultó la decisión de solicitar una reunión al alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, según informó su directora, Marta Gómez Blanco, quien confirmó que la UNED quiere mantener su aula de la plaza Alta.

A este respecto, Casañas insiste en que «este ayuntamiento no tiene ningún interés en que la UNED se marche de la ciudad, por supuesto que no: nuestra voluntad es que permanezca, adaptándose siempre al marco legal y al óptimo aprovechamiento de las instalaciones que se le puedan ceder en su momento».

El edificio que ahora ocupa tiene tres plantas y cabría la posibilidad de que pudiera compartirlo con otros usos.