Fútbol. Tercera Federación

Cerocerismo y respeto entre Azuaga y Coria

Azuaga y Coria empatan en la ida de la final de la fase de ascenso extremeña a Segunda Federación en un encuentro en el que los dos equipos pelearon por tener unas opciones que ya pasan por La Isla el sábado

Una acción del Coria en la eliminatoria anterior.

Una acción del Coria en la eliminatoria anterior. / CD CORIA

Pepe Barrado

0-AZUAGA: Joaquín; Álvaro Moro, Diego Domínguez, Samed, David Pérez; Francis Moreno (Josué, minuto 68), Junior (Pablo Mogollón, minuto 67), Peter, Jorge Cortés (David Gómez, minuto 84); Carlos López y Larry.

0-CORIA: Marcos Barriga; Manu Martín, Juanjo Rubio, Gonzalo, Iñaki León; David López (Guito, minuto 88), Sergio Gómez, Alejandro, Pablo Margallo (Angelito, min. 70); Pino (Pablo de Plasencia, min. 79) y Mercadal.

ÁRBITRO: Jorge Espada Torrijos. Amonestó a los locales Peter y Jorge Cortés y a lo visitantes Juanjo Rubio, Manu Martín Iñaki León y el entrenador Miguel Angel Ávila.

INCIDENCIAS: Duelo disputado en el estadio Municipal de Azuaga ante la presencia de unos 1800 aficionados. Partido de ida de la final regional por el ascenso a Segunda Federación. Cayó la lluvia durante algunos minutos del tramo final.

La Isla dictará sentencia el próximo fin de semana. Como se preveía está siendo una eliminatoria larga que la cita de la ida no sentenció ni mucho menos. Eso sí, la ventaja que un hipotético nuevo empate le da al Coria hace que salga más reforzado de este primer duelo. Un partido más (sábado, 20.00 horas) le queda a la Tercera Federación extremeña para saber que equipo jugará el cruce decisivo, frente a un rival de otro grupo autonómico, para que Extremadura pueda contar con un club más en Segunda Federación la próxima temporada, acompañando al ascendido Don Benito.

Fue un igualado partido entre dos plantillas sin secretos ni armas ocultas, digna representación del grupo XIV de Tercera. Tardó demasiado el enfrentamiento en encontrar un nivel de fútbol acorde al espectacular ambiente que, un domingo más, se registraba en el Municipal azuagueño. 

Ambas escuadras decidieron apostar de inicio por la prudencia, esperando más el error del rival que el acierto propio en algún destello de inspiración. La batalla en medio campo se estableció pronto, con balones filtrados para los delanteros como arma común; aunque casi siempre controlados por las dos líneas defensivas. 

Así, el primer atisbo de gol llegó en una jugada del Azuaga por la derecha, minuto 18, con dejada de Larry para Junior que trastabilló un instante antes de llegar a la pelota, viendo frustrado su intento de remate. El Coria fue avanzando líneas poco a poco, gracias a las recuperaciones de Sergio Gómez y lo intentó Mercadal con la testa (minuto 24). Aún así sería de nuevo el Azuaga el que buscó el gol con un cabezazo fuera de Samed en un lanzamiento local desde la esquina (minuto 30) y un chut desviado de Junior ya en el descuento. El descanso llegó sin goles tras cuatro minutos de prolongación por la pausa de hidratación y algún futbolista atendido por lances del juego. Igualada primera mitad sostenida por la emoción de una eliminatoria a ida y vuelta.

Ocasiones en la segunda parte

La reanudación animó el choque con el Azuaga más incisivo en ataque, acaparando la posesión del balón y el Coria manteniendo su afán defensivo, sin arriesgar. El delantero local Larry fue el gran animador en el capítulo de oportunidades de gol; superó algunas molestias físicas que tuvo en el tramo final de la primera parte y tuvo hasta tres ocasiones para abrir el marcador. 

En el minuto 46 se encontró con el paradón del guardameta Marcos Barriga tras recibir un buen pase de David Pérez; en el 66 remató fuera en óptima posición dentro del área contraria y en el 78 fue un zaguero cauriense el que tapó su disparo peligroso. 

La mejor acción del ataque celeste en todo el encuentro de este domingo en el Municipal fue un remate envenenado a la media vuelta de David López (minuto 81) que pudo inaugurar el guarismo anotador del Coria. 

La entrada de jugadores desde los dos banquillos propició una marcha más en el intento local por romper la igualada y cimentó la portería a cero de los visitantes.

El partido terminó sin goles dejando todo pendiente para el partido de vuelta que se jugará el próximo sábado a las ocho de la tarde en La Isla de Coria. Cualquier empate favorece al equipo que jugará de local ya que, si se llega a una una hipotética prórroga y persiste la igualada en el resultado, sería determinante la mejor posición en la liga en la que el Coria fue segundo y el Azuaga tercero.

Al final se puede decir que fue un resultado justo en un duelo con mucha emoción y ni un solo gol. Los equipos es evidente que se respetaron especialmente durante todo el choque. Y eso mismo puede ocurrir el próximo encuentro en campo celeste. Restan más de 90 minutos de pura emoción.