ENTREVISTA | Enrique Jiménez Director General de Philip Morris para España y Portugal

«En Portugal la marca más vendida ya es una marca de tabaco calentado»

Enrique Jiménez, director General de Philip Morris para España y Portugal.

Enrique Jiménez, director General de Philip Morris para España y Portugal. / EL PERIÓDICO

Redacción

Philip Morris mantiene con Extremadura una íntima relación desde hace décadas. Este compromiso no solo se limita a la compra de hoja de tabaco a los agricultores, sino que también se materializa en el centro de atención al cliente para usuarios de Iqos en toda Espaňa que tienen en Olivenza y el call center que da servicio a estanqueros desde Almendralejo. El director general de Philip Morris para España y Portugal, Enrique Jiménez, explica que calentar el tabaco es una mejor alternativa y que en Portugal la marca más vendida corresponde a tabaco calentado. Este año, además, la compañía patrocina los Premios Empresario del Año de Badajoz en su décimo segunda edición.

¿Por qué han decidió patrocinar los Premios Empresario del Año de Badajoz?

Como compañía estamos comprometidos con el cultivo de tabaco en la región y apostamos también por el talento extremeño a través de las iniciativas empresariales ligadas a nuestra transformación hacia un futuro libre de humo. Estamos muy contentos de apoyar los Premios Empresario del Año de Badajoz que reconocen el esfuerzo de aquellos los empresarios que trabajan para hacer progresar a la región de Extremadura. 

El vínculo de la compañía con Extremadura es evidente pues en esta comunidad compran la hoja de tabaco para transformar e impulsan buenas prácticas agrícolas entre los profesionales. ¿Va a seguir este compromiso en el futuro, aunque cambie la forma de consumir el tabaco?

Nuestro vínculo es muy fuerte con la región desde hace décadas. El tabaco es nuestro pasado y presente, pero también es nuestro futuro. Lo que estamos cambiando es la forma de consumirlo: ahora lo calentamos en vez de quemarlo. Pensamos que en el siglo XXI quemar el tabaco no debe ser una opción ya que calentarlo es sin duda una mejor alternativa. Las alternativas han llegado para quedarse. Todos los que formamos parte de este sector tenemos una oportunidad de construir el futuro del sector y hoy, gracias a los avances científicos y tecnológicos disponemos de productos innovadores que contienen tabaco y que son alternativas mejores que los cigarrillos en base a un creciente número de investigaciones científicas que las avala. 

Precisamente, novedosos dispositivos de calentamiento de tabaco como IQOS se están extendiendo entre los consumidores ¿Cuándo superará el consumo de cigarrillo ‘tradicional’ por combustión? ¿Cómo está siendo aceptado en nuestro país?

Nuestra apuesta es total y prueba de ello es que en solo 5 años, desde que lanzamos nuestro dispositivo de calentamiento de tabaco, hemos pasado del 0% a que el 30% de nuestros ingresos totales provengan ya de las alternativas libres de combustión en el mundo y esperamos que para el año 2025, el 50% de los ingresos netos totales en 2025 proceda de estos productos libres de humo. En este sentido, cada país va a una velocidad diferente. Por ejemplo, en el caso de España el gran reto que tenemos es que sigue existiendo mucha desinformación acerca de lo que son estos productos y de la evidencia científica que los avala. Mientras que muy cerca de aquí en Portugal, la marca de tabaco más vendida ya es una marca de tabaco calentado.

¿Tienen evidencias científicas de la reducción del daño que significa el consumo de tabaco por calentamiento?

Para reducir el daño es fundamental eliminar de la ecuación la combustión. Nuestro dispositivo de calentamiento de tabaco sustituye la combustión por el calentamiento, de tal manera que, sin ser inocuo, reduce de media un 90-95% la exposición a sustancias dañinas presentes en el humo. Es importante ver que cada vez más hay científicos y organismos independientes que se interesan por nuestros estudios y llevan a cabo los suyos propios. Hasta la fecha, existen 10 organismos gubernamentales y alrededor de 50 estudios de laboratorios independientes de países como Alemania, Japón o Estados Unidos cuyas conclusiones en general están en línea con las nuestras en términos de reducción de la exposición a sustancias dañinas. Por tanto, a día de hoy las evidencias científicas nos permiten afirmar que nuestros productos, sin estar exentos de riesgo, son una opción mucho mejor que seguir fumando cigarrillos.

Imagino que esta transformación radical está también beneficiando a Extremadura. ¿Cuántos puestos de trabajo y cómo está funcionando el centro de atención al cliente IQOS en Olivenza?

Efectivamente, la transformación de nuestra compañía está generando nuevas oportunidades y prueba de ello es el Centro de Atención al Cliente de Olivenza. Se trata de nuestro primer Centro de Atención al Cliente de nuestro dispositivo de calentamiento de tabaco en España y da empleo a 120 profesionales, de los cuales cerca del 90% son jóvenes extremeños. Del total del equipo, más del 50% son mujeres y aproximadamente 6 de cada 10 tienen menos de 35 años. Estos profesionales han atendido en lo que va de año, a más de cien mil usuarios de toda España a través de los diferentes canales: teléfono, web, email y redes sociales. Pero este centro no solo sirve como punto de información y soporte técnico de referencia para los usuarios de nuestro producto, sino también para fumadores adultos que estén pensando en cambiar a alternativas mejores y deseen realizar consultas sobre el funcionamiento del dispositivo o la tecnología que incorpora. Adicionalmente, me gustaría añadir que también trabajamos con un centro de atención al cliente en Almendralejo que está enfocado en dar soporte a estanqueros de toda España.

¿Cómo ve el futuro del sector?

Es cierto que en términos generales nos está tocando vivir en un contexto marcado por la incertidumbre y ningún sector es ajeno a esta realidad. Tenemos que acostumbrarnos a vivir en un mundo más volátil e inestable y eso requiere de tengamos unos niveles altos de adaptación y capacidad de avanzar sin esperar a tener todas las respuestas. Dicho esto, nuestro sector está acostumbrado a afrontar grandes cambios desde hace mucho tiempo, y estoy convencido de que la sostenibilidad de todo el sector pasa por una apuesta decidida de todos por las nuevas alternativas y la ciencia que las avala. Queda mucho camino pero sin duda vamos en la buena dirección. H

TEMAS