MWC 2024

Pallete ofrece una "alianza global" a las grandes tecnológicas para frenar sus "abusos" exprimiendo la red

El presidente de Telefónica y de la patronal mundial de las telecos GSMA reclama cambios legales y pide colaboración a las ‘big tech’ para lograr un “uso responsable” de las redes que pagan las operadoras y utilizan mayoritariamente los gigantes online.

David Page

Las operadoras de telecomunicaciones reivindican su papel imprescindible en la transformación digital y para revolucionar la conectividad del futuro en el arranque del Mobile World Congress (MWC)la gran cita de la industria del móvil que arranca este lunes en Barcelona.

Por un lado, medio centenar de telecos de todo el mundo se han sumado a una alianza tecnológica (Open Gateway) para crear un estándar tecnológico para facilitar convertir sus redes en grandes plataformas de ventas de servicios digitales. Por otro, las operadores meten presión para conseguir un cambio regulatorio que haga que las grandes tecnológicas hagan un uso responsable de las redes, cuyas inversiones milmillonarias asumen en solitario las propias telecos. Pero si antes la reclamación del sector teleco pasaba por conseguir hacer pagar a los gigantes tecnológicos por el uso de la red, ahora se empieza a suavizar los posicionamientos para apostar por una mayor colaboración entre sectores y buscar mayor racionalidad en la concentración de los tráficos.

“Este es el momento de una asociación global y una gobernanza justa para ofrecer una cadena de valor sostenible y mutuamente beneficiosa. Es hora de colaborar, no de posicionamientos abusivos”, ha subrayado José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica y actual presidente de la patronal mundial de las telecos GSMA, en el acto inaugural del MWC, que ha aprovechado de nuevo para reivindicar Barcelona como la mejor sede posible para la gran feria mundial del sector de las telecomunicaciones.

En los últimos años se había abierto en canal el debate sobre un eventual cambio regulatorio en la UE para que gigantes tecnológicos como Alphabet (Google), Meta (Facebook), Apple, Amazon, Microsoft o Netflix paguen por usar las redes y participen en la financiación de su despliegue, dado su uso intensivo de las infraestructuras de las telecos como parte fundamental de su negocio (cerca del 50% del tráfico mundial lo concentran estos colosos digitales).

Sin pasos por parte de la UE para impulsar esa aportación justa (fair share) de las tecnológicas Telefónica matiza ahora sus reclamaciones y se apuesta por revisar la utilización que hacen las grandes tecnológicas de la red, con el objetivo de una utilización más eficiente que en la práctica suponga una reducción de los tráficos. “Es el momento de una alianza global y de una gobernanza justa para lograr una cadena de valor sostenible y beneficiosa. Es hora de hacer un uso responsable de los recursos compartidos. Es hora de un nuevo panorama regulatorio. Necesitamos una regulación del siglo XXI”, ha indicado Álvarez-Pallete. “Es hora de decir adiós a los viejos modelos regulatorios”.

El presidente de Telefónica ha reclamado una “fuerte colaboración entre empresas de telecomunicaciones, grandes tecnológicas, agregadores, desarrolladores de software y todos los actores de la industria para crear juntos el futuro digital”, con el objetivo de “fusionar lo mejor de la Tierra [en referencia a las redes de telecomunicaciones] con lo mejor de la nube [el cloud controlado por los colosos tecnológicos],porque nos necesitamos unos a otros”. “Este es el momento de una asociación global y una gobernanza justa para ofrecer una cadena de valor sostenible y mutuamente beneficiosa”, ha sentenciado.

Colaborar para una nueva era

En el MWC del año pasado, la patronal mundial de la industria móvil GSMA anunció la puesta en marcha del proyecto ‘Open Gateway’, una alianza de compañías de telecomunicaciones de todo el mundo para estandarizar de manera global el uso de las redes de fibra para convertirlas de servicios digitales para empresas y utilizando un estándar único para facilitar el desarrollo de las aplicaciones digitales (API) que usan los desarrolladores.

“Nos estamos convirtiendo en cocreadores activos de la nueva era digital. Merecemos un ecosistema mucho más equilibrado. La colaboración encarna el poder de lo que se puede hacer cuando todos nos unimos”, ha proclamado el presidente de Telefónica. “Eso es lo que está haciendo la GSMA. Eso es Open Gateway”.

Hace un año la iniciativa global de GSMA para exprimir las redes como un gran supermercado de servicios digitales arrancaba con una veintena de telecos, hoy ya son 47 operadoras, que cuentan con 239 redes que concentran dos tercios de todas las conexiones móviles del mundo, con alrededor de 5.700 millones de líneas. Seis países de todo el mundo cuentan ya con API comercializadas en el marco de Open Gateway, entre ellos España gracias a la colaboración de Telefónica, Orange y Vodafone. “El futuro ya está aquí. Está pasando. Nuevos productos y servicios sorprendentes ya están fluyendo a través de nuestras redes”.

La alianza busca revolucionar el rol de las telecos en el ecosistema digital. El objetivo es que las redes no sean solo un canal de transporte de voz y datos (y que las telecos cobren sólo por esto), sino añadirles nuevas capas con nuevas capacidades gracias a la digitalización y poder vender servicios a la carta a empresas (para convertirlos en una nueva vía de ingresos para las operadoras). Las redes dejan de ser sólo una conexión de telecomunicaciones para convertirse en una suerte de ‘superordenadores’ sobre los que desarrollar múltiples nuevos negocios digitales.

Para conseguirlo, las telecos allanan el camino para que se desarrollen esos servicios digitales y facilitar que también que sean otros grupos tecnológicos los que ayuden a crearlos. Las operadoras se unen para abrir y estandarizar las aplicaciones digitales que tienen que utilizar los desarrolladores de servicios digitales. Con ello, los desarrolladores no tendrán que crear aplicaciones diferentes para cada teleco, sino que podrán utilizar un solo tipo de aplicación para las redes de todas las operadoras, acelerando y facilitando el propio proceso de desarrollo de las API.

“Las capacidades de las telecomunicaciones van mucho más allá de las puras comunicaciones y en los próximos meses y años pondremos a disposición de desarrolladores y empresas varias generaciones de API para nuevas funcionalidades. Estamos apenas al comienzo de una nueva era”, ha destacado Pallete. La Earth Computing ha demostrado su capacidad y poder como facilitador de este nuevo mundo. Ahora depende de cada uno de nosotros involucrarnos y acelerar la disponibilidad de Open Gateway para iniciar este apasionante futuro y abrir un nuevo mercado para el sector”.