Incendios

La UME refuerza su dispositivo para luchar contra los incendios forestales en Extremadura

Badajoz se convierte en un punto clave con el despliegue de aviones apagafuegos del Grupo 43

Bomberos trabajando para extinguir un incendio

Bomberos trabajando para extinguir un incendio / EL PERIÓDICO

L.M.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha desplegado un dispositivo de alrededor de 3.000 militares para la campaña de Lucha Contra Incendios Forestales (LCIF) 2024, presentado este miércoles en la Base Aérea de Torrejón (Madrid). Entre los destacamentos, Badajoz se posiciona como uno de los puntos clave en esta estrategia de combate contra el fuego.

En el caso de Extremadura, se contará con el apoyo crucial de aviones apagafuegos del Grupo 43 del Ejército del Aire y del Espacio. Estos aviones están repartidos estratégicamente en ocho destacamentos, incluyendo Badajoz, lo que permitirá una respuesta rápida y eficaz ante cualquier emergencia en la región. Este despliegue es fundamental para proteger las áreas forestales de Extremadura, que son vulnerables durante la temporada de verano.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha elogiado la preparación de los efectivos de la UME y ha destacado la importancia de una coordinación eficiente entre las unidades militares y los mecanismos de emergencias de las comunidades autónomas. En su discurso, Robles subrayó "el papel esencial que juegan los aviones anfibios y los helicópteros del Ejército de Tierra en la lucha contra los incendios forestales".

El jefe de la UME, teniente general Javier Marcos, ha indicado que, aunque las condiciones meteorológicas recientes "han reducido la probabilidad de grandes incendios", la región de Extremadura sigue siendo una prioridad debido a su rica masa forestal. La combinación de mejoras tecnológicas y una mayor capacidad de transmisión de datos vía satélite permitirá una gestión más eficiente y coordinada de las operaciones de emergencia.

En resumen, la incorporación de Badajoz en el despliegue de la UME para la campaña de LCIF 2024 refuerza la seguridad y capacidad de respuesta ante incendios forestales en Extremadura, asegurando que la región esté mejor protegida durante la temporada de verano.

4o